LIONEL MESSI, EL TRIUNFO DEL SACRIFICIO, LA HUMILDAD Y LA PERSEVERANCIA

Posted on Actualizado enn

Merced  a un contrato de colaboración con  Dolce & Gabbana, el pasado día 7 de enero, Lionel Messi  se permitió el lujo de recoger su merecidísimo 4º Balón de Oro, vestido con un elegante traje de esmoquin de la prestigiosa marca italiana .

Sin embargo hace poco más de 15 años sus padres no podían costearle los medicamentos que precisaba para combatir el raquitismo que le impedía crecer y desarrollarse al ritmo de los demás muchachos de su edad.

Un 24 de junio de 1987 vino al mundo en la ciudad argentina de Rosario el que, al cabo de los años, habría de convertirse en icono mundial. Para la mayoría de la crítica especializada, el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.
 
Con 5 años empezó jugando en un club de barrio en Grandoli y a los 7 destacaba en el equipo Newell’s Boys. Por aquel entonces su entrenador Gabriel Digerolamo se atrevió a compararlo con Maradona  cuando tenía su misma edad.

 

La infancia del futuro crack no fue fácil pues con tan solo 8 años tuvo que someterse a un tratamiento especial de crecimiento. Ello le exigía un gran sacrificio. Diariamente tenía que inyectarse en las dos piernas pero soportaba el dolor soñando en llegar a ser de mayor un gran futbolista. El tratamiento era muy costoso, cerca de 33,000 $ USA por 3 años, y sus padres no estaban en condiciones de poder afrontarlo.
 
A los 11 años le llegó la oportunidad de probar en el club River Plate, (junto a Boca Juniors el  más importante de la ciudad de Buenos Aires). Pese a que su juego deslumbró al equipo técnico sus responsables rechazaron al niño  por el mismo motivo, la enfermedad hormonal que afectaba su crecimiento.
 
Fue entonces cuando el destino quiso que su padre Jorge entrara en contacto con unos parientes que vivían en España. En Lleida (Catalunya), población distante a 160 kms. de Barcelona, le ofrecían trabajo a su padre. Después de pensárselo bien, la familia decidió trasladarse a la madre patria.
 
Al poco tiempo Leo (como le gusta a Lionel que le llamen),  con 13 años de edad, se desplazó a Barcelona para efectuar unas pruebas con el club más importante de la ciudad, el Barça.
 
Leo jugó con niños dos años mayores que él bajo la atenta mirada de Carles Rexach, ex jugador del Barça y por aquel entonces ojeador de jóvenes valores para el club. Su diferencia física, su edad y su baja estatura, no impidieron que su técnica, su regate, y su velocidad impresionaran de forma muy positiva al técnico azulgrana. Su informe fue definitivo para que el club catalán lo incorporara a su equipo y le ofreciera  costear el tratamiento de su enfermedad.
 
Como anécdota cabe citar que el compromiso entre el Barça y  Messi lo firmaron Rexach y Leo (de forma provisional) en una servilleta de papel de las que suelen utilizarse en los bares.
 
A partir de ese momento desde las categorías inferiores Leo empezó a destacar con su fútbol vistoso, su regate, su velocidad,  pero sobre todo por su humildad y su fair play tanto dentro como fuera del campo.


Leo Messi es un jugador completo y diferente. Lo tiene todo, desborde, rapidez, sangre fría en los momentos difíciles, regate en carrera que le permite desbordar a sus rivales con facilidad, puede jugar por ambas bandas como media punta o delantero centro, es un especialista en  lanzamientos a balón parado, etc.
 

Todas estas virtudes han convertido a Leo Messi en el mejor jugador del mundo con un reconocimiento a nivel mundial. A sus 25 años con su equipo el Barça ha conseguido los máximos galardones y ha batido en varias ocasiones todos los récords a los que puede aspirar un futbolista,  Campeonato de Liga, Copa del Rey, Champions League, Balón de Oro, Bota de Oro, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Copa Mundial de Clubes, Pichichi nacional, Máximo Goleador internacional, y muchos otros…..


Por mi edad he tenido la ocasión de ver jugar a excepcionales futbolistas como Kubala, Di Stéfano, Pelé, Suárez, Cruyff, Maradona, Platiní, Romario, Rivaldo, Ronaldo, Ronaldinho, Cristiano, y tantos otros, pero ninguno tan completo como Leo Messi.

 
Otra de sus principales virtudes es su nivel como ser humano. No existe ningún compañero de profesión, incluyendo a sus rivales, que no le admiren como futbolista y como persona. Es un  tipo formidable con una sencillez sin límites. Un fiel exponente de todos los valores que debe poseer un deportista y algo muy importante: un gran  ejemplo para los niños. Un lujo para todos los barcelonistas y para los amantes del buen fútbol.
 
Desde hace algo más de dos meses Leo se ha convertido en papá de un precioso “culé” al que han puesto de nombre Thiago.  Enhorabuena a los papás y a toda la familia.

Leo: conserva siempre tu hermosa sencillez y no dejes de ser nunca como eres, 
 
  ¡ un pibe macanudo ! …..
 

                                                                                                                                                                                                                                                                     ¡ VISCA EL BARÇA Y VISCA CATALUNYA !

Anuncios

Un comentario sobre “LIONEL MESSI, EL TRIUNFO DEL SACRIFICIO, LA HUMILDAD Y LA PERSEVERANCIA

    Blog de José Mª Serrano Guerra escribió:
    febrero 1, 2013 en 8:08 pm

    Lionel Messi, el triunfo del sacrificio, la humildad y la perseverancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s