EL GATO PERSA EUROPEO, “EL REY DEL SOFÁ”

Posted on Actualizado enn


Hoy quiero rendir un merecido homenaje a mi mascota  y también personificar en él  a todos los animalitos domésticos que, con su compañía, nos hacen la vida más feliz.

En principio habría que distinguir entre el gato persa americano, de nariz superchata y el persa europeo de nariz algo más pronunciada y de perfil respingón.

 

El gato persa europeo, mi gato, es un vanidoso seductor nato y un fiel compañero. Lo más parecido a un perrito. Tanto es así que a veces opino que debería llevarlo a la consulta de un psiquiatra porque creo que Leo, así se llama, en muchas ocasiones piensa que es un can. En cuanto le lanzas una bolita de papel o una pelotita acude raudo a buscarla, la recoge en su boca y la deposita justo a tus pies para que se la vuelvas a arrojar.

Sí, seguramente suena a broma pero, es totalmente cierto. Quienes le conocen pueden dar buena fe de ello.
 






Su carácter amable y tranquilo le hace ser uno de los felinos más apropiados como animal de compañía. Su paciencia y fidelidad se adapta perfectamente al carácter de los niños y de los adultos. Te devuelve con creces las atenciones que le ofreces.
 




Seguramente un gato persa es la mejor opción para aquellas personas a las que les  gustan los mininos,  pero que viven en pisos o lugares con poco espacio. Es una de las razas más inteligentes y tranquilas de los felinus domesticus.

Dicen que todos los animales, desde el momento en que los adoptas, eligen  a su líder, a su jefe, a su dueño principal o como queramos llamarle. En el caso de Leo tuve la suerte de ser yo, aunque él y mi esposa Mª Eugenia se adoran mutuamente.

 
Ama el silencio, la tranquilidad y el orden sobre todas las cosas. Como gran  dormilón que es le encanta tumbarse y descansar en todos los lugares donde me muevo habitualmente por la casa, como la mesa y sillones de mi escritorio. De un tiempo a esta parte, su lugar preferido es el sofá. Por algo se denomina al ejemplar de esta raza “el rey del sofá”.
 
Es un animal vanidoso, presumido, tranquilo y reposado. Se distingue del resto de felinos porque a pesar de ser un gran juguetón también es un poco perezoso, no hace ruidos,  ni se dedica a trepar, arañar, etc. Pero, sobre todo, se destaca  por el gran cariño que  te ofrece a todas las horas del día.
 
El gato persa, al contrario de otras razas, apenas maúlla. Y cuando lo hace su vocecita  es como una caricia para el oído humano. Según lo que te tenga que pedir: comida, caricias, juegos, etc. emite un tono de voz diferente pero siempre con gran dulzura.
 
Su bello pelaje y sus ojos conforman una parte importante de su atractivo, pero eso sí, necesitan un cuidado diario por parte de los dueños. Este  dócil compañero cambia su largo y abundante pelaje durante todo el año, lo que supone tener que cepillarle diariamente el manto para evitar que se le formen bolitas y también limpiar a menudo el pelo que va dejando en alfombras, sofás, ropa, etc.
 
Sus ojos deben lavarse a diario junto con los lacrimales ya que, debido a no tener su nariz tan pronunciada como los gatos comunes, el conducto nasolacrimal  no funciona adecuadamente y por lo tanto tiende a tener los ojos legañosos, sobre todo por las mañanas.


Es importante pues, no olvidar cada mañana cepillarle  el pelaje para eliminar el pelo suelto y los nudos que se le hayan podido formar.  También  limpiarle los lacrimales con una pequeña gasa húmeda para quitarle las legañas producidas durante la noche.
 
Si se le acostumbra de cachorrito, se le pueden cortar las puntitas afiladas de las uñas y bañarlo mensualmente, con lo cual estará siempre radiante como corresponde a un ejemplar de su categoría.
 
¡Ah, se me olvidaba algo!  Resulta impresionante ver como nos  alerta cada vez que suena el timbre de la puerta, el teléfono, el timer de la cocina, o como se sube a la cama para avisar que sonó el despertador.
 
Y, ya para terminar, afirmo que un gato persa europeo es una mascota fuera de serie. Más que un animalito es un compañero que te ofrece cariño y alegría durante toda su vida.

 

Ignoro si el perfil del persa europeo que describo se corresponde exactamente con la generalidad de la raza,  pero he tratado de ser fiel a la realidad del animal que convive conmigo.
 
Creo que los amantes de los animales, me comprenderán perfectamente.                              



A Leo, mi querido gato persa europeomi mascota,  

 

                                                          





“el rey del sofá”    
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s