Mes: mayo 2014

JAMES DEAN

Posted on Actualizado enn

JAMES DEAN

 FUE LA PERSONIFICACIÓN DEL ADOLESCENTE QUE ODIA A SUS PADRES Y A TODO LO QUE REPRESENTA LA AUTORIDAD Y EL ORDEN …

James Dean
James Dean

Su verdadero nombre fue James Byron Dean y nació en Marion, estado de Indiana, el ocho de febrero de 1931.

Sus padres  fueron Winton Dean y Mildred Winslow.

El bebé James con sus padres
El bebé James con sus padres

La familia se trasladó a  Santa Mónica, California, cuando su padre dejó de ser agricultor para convertirse en técnico dental.

James fue un niño solitario de carácter rebelde e introvertido y estuvo siempre muy unido a su madre, al parecer la mujer que mejor le comprendió.

James, de niño
James, de niño

Cuando James tenía nueve años y cursaba estudios primarios en Brentwood, Los Ángeles, su madre falleció  a consecuencia de un cáncer.

James con 9 años
James con 9 años

Winton, su padre, mandó a vivir a James a la granja de sus tíos Marcus Winslow y Ortense en Fairmount, Indiana.

El pastor metodista Reverendo James De Weerd, amigo de la familia, fue el encargado de la educación de James en un entorno cuáquero.

George Fox, el incansable predicador del cuaquerismo
George Fox, el incansable predicador del cuaquerismo

El Reverendo De Weerd tuvo una influencia decisiva sobre el joven James y le inculcó su posterior afición por los coches de carreras y la interpretación.

Las  primeras representaciones de James en la escuela fueron mediocres. Llegó a ser un buen jugador de beisbol y baloncesto, pero no llegó a destacar plenamente debido a su miopía. Tampoco descuidó Los estudios de arte dramático en ningún momento.

En su época de jugador de bésibol
En su época de jugador de béisbol

Cuando tenía 18 años, después de graduarse en 1949, dejó Fairmount para viajar a Los Ángeles con su padre, que se había vuelto a casar. Continuó sus estudios en la Universidad de California (UCLA).

En su época de estudiante
En su etapa de estudiante

Fue entonces cuando James decidió involucrarse definitivamente en el teatro, lo que provocó un enfrentamiento con su padre hasta el punto que abandonó el hogar para irse a vivir con su amigo William Bast.

En aquellos momentos sus únicos ingresos provenían de pequeños trabajos que realizaba como vigilante de un parking.

No obstante, antes de salir de Fairmount ya había participado en varias obras y a finales de 1947 empezó a colaborar en pequeños papeles para el cine y la televisión. Hizo un popular anuncio de Pepsi, donde conoció a su representante Isabelle Dreasemer.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=MQfikxbS4zE

Se trasladó a Nueva York en 1951 para proseguir sus estudios de interpretación en el prestigioso  Actor’s Studio pero antes ya consiguió unas cortas apariciones en las películas  A bayoneta calada, Vaya par de marinos y  ¿Alguien ha visto a mi chica?

abayonetacalada_frontal

carteles-10550                                                db_10835

Poco más tarde, en 1952, le ofrecieron interpretar en Broadway junto a Arthur Kennedy, la obra de teatro See the Jaguar, un joven que se pasó la mayor parte de su vida encerrado en una jaula.

Con Arthur Kennedy en "See Jaguar"
Con Arthur Kennedy en “See  the Jaguar”

También hizo algunas actuaciones sin trascendencia en televisión. Sin embargo, en  1953 obtuvo, una aceptable crítica  en Broadway por el papel que interpretó en Los Inmortales. Ese mismo año trabajó en la película Un conflicto en cada esquina.

db_6057.jpg.pagespeed.ce.YzhbkZ84MQ

Su gran oportunidad llegó de la mano del director Elia Kazan, cuando en 1954 le ofreció interpretar el papel principal en  la película Al este del Edén, con el que alcanzó gran popularidad entre el público joven.

https://www.youtube.com/watch?v=tdMjKq8xk-E

Con Julie Harris en "Al este del Edén"
Con Julie Harris en “Al este del Edén”

Elia Kazan, que había rodado con Marlon Brando Un tranvía llamado deseo, vio en James al personaje ideal de su película, un adolescente retraído, rudo, impetuoso y apasionado.

Marlon Brando en "Un tranvía llamado deseo"
Marlon Brando en “Un tranvía llamado deseo”

El rodaje se inició en Nueva York el 27 de mayo de 1954. Durante la filmación en Hollywood, después de haber salido con muchas mujeres, James conoció al gran amor de su vida,  la bella actriz de origen italiano, Pier Angeli.

http://www.youtube.com/watch?v=MY87tVhNwxU&feature=related

James Dean y Pier Angeli
James Dean y Pier Angeli

Ella estaba rodando junto al actor Paul Newman “El cáliz de plata”.

Pier Angeli y Paul Newman el "El cáliz de plata"
Pier Angeli y Paul Newman el “El cáliz de plata”

 A pesar de la oposición de la madre de Pier, porque James no era católico, vivieron juntos durante algún tiempo.

Pero un día Pier le comunicó a James que había decidido casarse con el cantante Vic Damone.

Pier Angeli y el cantante Vic Damon
Pier Angeli y el cantante Vic Damone

James nunca aceptó esta decisión de Pier e incluso se comenta que llegó a golpearla brutalmente.

En señal de protesta, el día de la boda, James situó su moto delante de la puerta de la iglesia,  y mantuvo el motor acelerado, para hacer ruido durante toda la ceremonia.

images (1)
James hizo ruido con su moto durante la ceremonia de Pier Angeli

El matrimonio de Pier Angeli con Vic Damone duró poco tiempo, pues la actriz se suicidó en 1971.

 A Jimmy, como era conocido James en su entorno, le gustaba reunirse con muchos amigos y ser el centro de atención. Amaba sentirse idolatrado por todos los que asistían a sus fiestas, como Sal Mineo, Natalie Wood, Ursula Andrews, Montgomery Clift, Liz Taylor y otros muchos.

La película Al este del Edén se estrenó el 9 de marzo de 1955 y cabe resaltar como anécdota que las actrices Marilyn Monroe y Marlene Dietrich se prestaron a trabajar como acomodadoras.

Marilyn Monroe y Marlene Dietrich
Marilyn Monroe y Marlene Dietrich

James no asistió al estreno y vio la película días más tarde, en un cine, pasando inadvertido entre la gente.

Por su trabajo en Al este del Edén, James, recibió su primera nominación, a título póstumo, al premio Oscar de la academia.

En esa ocasión el prestigioso galardón fue para Ernest Borgnine por su gran actuación en Marty.

Ernest Borgnine
Ernest Borgnine

Nicholas Ray le ofreció, poco tiempo después, protagonizar junto a Natalie Wood el papel de Jim Stark en la película Rebelde sin causa. Esta película cambió los hábitos de los adolescentes de la época y convirtió, curiosamente, a los populares pantalones tejanos “jeans” en símbolo de rebeldía, hasta el punto que llegó a prohibirse su uso en teatros, restaurantes y escuelas.

Con Natlie Wood y sal Mineo en "Rebelde sin causa"
Con Natlie Wood y sal Mineo en “Rebelde sin causa”

James aprovechó su desplazamiento a Hollywood, para adquirir su primer descapotable, un Porsche Speedster 356 con el que compitió en varias carreras alcanzando notorios resultados, siempre entre los cuatro primeros puestos.

James con su Porsche Speedster 356
James con su Porsche Speedster 356

A punto de terminar Rebelde sin causa, James se unió al rodaje de Gigante de George Stevens junto a Rock Hudson e Elizabeth Taylor. Su personaje de Jett Rink le iba a su medida: un muchacho tosco, problemático, solitario e  incomprendido.

https://www.youtube.com/watch?v=R-_bIOcw4Po

Con Elizabeth Taylor y Rock Hudson en "Gigante"
Junto a Elizabeth Taylor y Rock Hudson en “Gigante”

Por aquel entonces James ya se había consagrado como un ídolo para la juventud estadounidense. No obstante, las drogas, el alcohol y el consumo de otras substancias le habían marcado de forma dramática.

Durante el rodaje de Gigante tuvieron que cortar y repetir algunas escenas debido a que la marihuana le hacía estar ausente de su personaje.

Un año después de la muerte de James se estrenó Gigante y a pesar de interpretar un papel secundario junto a Elizabeth Taylor y Rock Hudson, la mayoría de los críticos opinaron que James había sido, indiscutiblemente, la estrella de la película. 

Como en sus anteriores películas, también en Gigante se le prohibió a James participar en carreras de coches. De nuevo hizo caso omiso, aunque tuvo que retirarse de la competición cuando, hallándose en cuarto lugar, un pistón de su Speedster 356 estalló,  afortunadamente sin consecuencias.

Por Gigante James obtuvo, junto  su compañero de reparto Rock Hudson, su segunda nominación a los premios Oscar. Ha sido el único actor que ha tenido dos nominaciones póstumas.

Rock Hudson en "Gigante"
Rock Hudson en “Gigante”
James Dean en "Gigante"
James Dean en “Gigante”

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, la estatuilla fue para el actor Yul Brynner por su magnífica interpretación en el El  rey y yo.

Yul Brynner en "El rey y yo"
Yul Brynner en “El rey y yo”

Durante su rodaje en Gigante, James, se compró  un Porsche Spyder 550 al que su amigo e instructor Bill Hickman, especialista en escenas de riesgo, bautizó con el nombre de Little Bastard,  “Pequeño bastardo”.

Porsche 550 Spyder
Porsche Spyder 550

Al terminar el rodaje de su película, James  tenía previsto desplazarse hasta Salinas, San Francisco, para participar de nuevo en una carrera automovilística.

Como si de una premonición se tratara, la noche anterior, James dejó su gata al cuidado de su buena amiga Elizabeth Taylor, temiendo que algo le sucediese.

James con su gata
James con su gata

Antes de viajar a Salinas, James llevó su Porsche a Competition Motors para realizar una puesta a punto del vehículo y colocarle un motor de alto rendimiento. Allí  se reunió con el actor Bill Hickman y el fotógrafo Sanford Roth.

Su mecánico Rolf Wütherich puso al coche un cinturón de seguridad en el asiento del conductor y finalizó con todos los trabajos de mecánica. Esto ocurrió el 30 de septiembre de 1955.

James Dean al volante de su "Pequeño bastardo"
James Dean al volante de su “Pequeño bastardo”

James  paró su Porsche a pocas manzanas de su casa para repostar. En principio había previsto llevar su coche en el remolque de su ranchera, pero finalmente cambió de opinión y decidió rodar con él,  a través de la costa, para comprobar las modificaciones y familiarizarse con el vehículo.

Viajaba junto a su mecánico y detrás, en el coche ranchera, le seguía el fotógrafo Stanford Roth para efectuar un reportaje sobre la carrera. ¡Quién iba a decirle a Roth que sus imágenes iban a ser sobre el último viaje de James Dean!

Con su mecánico
Con su mecánico

Momentos antes del accidente, James fue multado por exceso de velocidad.

En el cruce 41-46 de la localidad de Cholame, California,  al coche de James se le acercó a gran velocidad un Ford Custom Tudor coupé, que al parecer se saltó la señal de “ceda el paso”, al girar por la izquierda para tomar la ruta 41.

En este cruce tuvo lugar el fatal accidente
En este cruce tuvo lugar el fatal accidente

El Ford Custom Tudor era conducido por Donald Turnupseed, estudiante de 23 años.  A pesar de que James maniobró rápidamente, no pudo evitar que su Porsche se incrustara  en el Ford frontalateralmente por la izquierda, rompiéndose el cuello y perdiendo la vida al instante.

"El pequeño bastardo" poco después del accidente
“El pequeño bastardo” poco después del accidente

Donald Turnupseed declaró a la policía no haber visto el Porsche Spyder 550, al ser un vehículo muy bajo y de color gris que se mimetizó con el asfalto.

Estado en el que quedó el Ford
Estado en el que quedó el Ford Custom Tudor

James tenía entonces 24 años de edad. Su mecánico Rol,  que le acompañaba, voló disparado hacia  la carretera  rompiéndose la mandíbula y destrozándose una pierna. El destino quiso que en 1981 perdiera la vida en Alemania, precisamente también en un accidente de coche.

James, al parecer salió impulsado hacia el parabrisas del Ford, tal como se demostró en el informe pericial y en las fotos, donde se aprecia un golpe en el cristal.

En cuanto al  estudiante Donald, conductor del Ford, se fracturó la nariz y un hombro. Murió cuarenta años después, en 1995, víctima de un cáncer.

Paradójicamente, días antes de su muerte James  había protagonizado un anuncio publicitario en el que alentaba a los jóvenes a conducir de  forma prudente.

James Dean recibió sepultura en el Park Cementery de Fairmount, Indiana. En su tumba figura un epitafio con la frase que Jimmy solía pronunciar. “Vive rápido, muere joven y deja un hermoso cadáver”.

images20
Cementerio de Fairmount
Tumba de James Dean
Tumba de James Dean

Veintidós años después, en 1977, en Cholame, cerca del lugar del accidente, se inauguró un memorial en su honor. Se trata de una escultura estilizada de hormigón y acero inoxidable hecha en Japón por Seita Ohnishi y en ella figuran grabadas las fechas del nacimiento y muerte del actor, así como una de sus  frases preferidas, extraída de El Principito, “Lo esencial es invisible a los ojos”.

 

En memoria de James Dean
En memoria de James Dean
James Dean murió a unos 900 metros de este érbol
James Dean murió a unos 900 metros de este árbol

 

 

 

 

 

 

 

A partir de su muerte James Dean se convirtió en un personaje entrañable y mitológico. Toda la juventud quiso imitar a este joven rebelde,  introvertido, inconformista,  problemático, duro y tierno a la vez, sensible y sentimental, que sedujo con su mirada perdida a consecuencia de su miopía. Fue, sin duda, el gran icono de su época.

Sin embargo, como todo mito, ha sido muy cuestionado después de su muerte.

Hay quienes ponen en duda la versión del accidente. Se ha especulado sobre un suicidio preparado por el propio James, argumentando diversas hipótesis, entre ellas:

 ¿Por qué James no evitó la colisión  con el Ford y por qué no se reveló la declaración del mecánico que le acompañaba?

Sus mejores amigos y algunos de los actores compañeros  de trabajo, coincidieron,  tras el accidente, en que, días antes, habían recibido la visita de James impecablemente trajeado de oscuro, inhabitual en su forma de vestir, como si de alguna forma estuviera  persiguiendo el infortunio.

Una semana antes del mortal accidente, James se encontró  a la salida de un restaurante con su buen amigo, el gran actor Alec Guinness. Cuando James le mostró su nueva adquisición a Alec, éste le dijo “Este Porsche  tiene un punto siniestro. Si te subes a este coche, en menos de una semana te encontrarán muerto en él”

Alec Guiness
Alec Guiness

Al  “Little Bastard” le persiguió siempre una leyenda negra. De hecho tras el accidente otras personas sufrieron percances, algunos mortales, en la reparación, en el transporte y en los salones donde se exhibió.

 Curiosamente, en 1959, al regresar de una de las giras donde se mostraba, el coche desapareció misteriosamente del interior del tráiler que lo transportaba. Jamás se volvió a saber del “Little Bastard”…

La prematura desaparición de James elevó  su vida a la categoría de leyenda.

Se ha escrito mucho sobre la sexualidad de James. Hay quienes afirman que era homosexual,  y otros, heterosexual. Aunque la  versión más creíble es la de que en realidad era bisexual.  Existen relatos que aseguran que James salía, en Nueva York,  cada noche con una conquista diferente, hombre o mujer. 

Se le conocieron muchos idilios, como la bailarina Liz Sheridan, quien afirmó años después en su biografía que James había mantenido relaciones con el productor Rogers Brackett.

También tuvo amoríos con Geraldine Page, su compañera en “Los Inmortales”.

Una de sus principales relaciones, desde los 19 a los 24 años, fue con su amigo, amante y compañero de piso William Bast, como así lo asegura este último en su libro “Mi vida con James Dean”.

 Muchos aseguran que frecuentaba los locales gays y que conocía sus códigos y costumbres.

Su gran amiga Elizabeth Taylor, en el año 1997 le contó al periodista Kevin Sessums, de la revista Poz, especializada en activismo contra el SIDA, bajo la firme promesa de que no lo publicara hasta que ella hubiera fallecido, que amaba  a James y que él le confesó que cuando tenía 11 años, poco después de morir su madre, había sufrido abusos sexuales por parte del pastor de su iglesia, el reverendo De Weerd. Aquello había atormentado de por vida a Jimmy: “Sobre este tema estuvimos hablando largas noches durante el rodaje de Gigante”, afirmó.

Con Elizabeth Taylor en un descanso de "Gigante"
Con Elizabeth Taylor durante un descanso del rodaje de “Gigante”

Cuando James fue reclutado para la guerra de Corea argumentó que no podía alistarse por su condición de homosexual.

Más tarde le preguntaron en una entrevista si era gay y respondió: “Bueno, no voy a andar todo el día con una mano pegada en el culo”

Pero como los mitos nunca mueren, y al margen de sus inclinaciones sexuales, James Dean permanecerá siempre en la memoria de toda una legión de admiradores como el ideal romántico del joven cautivador, apasionado, carismático y rebelde por naturaleza que su generación asumió como ídolo y punto de referencia.

James Dean, poco tiempo antes del accidente que le costó la vida
James Dean, poco tiempo antes del accidente que le costó la vida

 

“Vive rápido, muere joven y deja un hermoso cadáver”

250px-Firma_de_James_Dean.svg

 

(para abrir los enlaces: pulsar Control + click)
Anuncios