Mes: septiembre 2014

CANTINFLAS

Posted on Actualizado enn

                                                      CANTINFLAS

 

LA VOZ DEL PUEBLO LLANO …

 

 

Caricatura de Cantinflas
Caricatura de Cantinflas

Recién cumplidos los 103 años de su nacimiento, hoy quisiera recordar la figura de uno de los actores más entrañables y queridos de la cinematografía del siglo XX.

Se trata nada más y nada menos que del gran Cantinflas, uno de los grandes mitos del cine mexicano, junto al compositor Agustin Lara, los cantantes Jorge Negrete y Pedro Infante y las actrices María Félix y Dolores del Río, entre otros.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, posteriormente conocido como Mario Moreno “Cantinflas” nació en Ciudad de México, México, el 12 de agosto de 1911.

Vino al mundo un sábado, poco después de la media noche, en la sexta calle de Santa María La Redonda (actualmente Eje Central Lázaro Cárdenas).

De niño
De niño

Sus padres fueron Pedro Moreno Esquivel (de profesión cartero) y Mª de la Soledad Reyes Guizar. Fue bautizado en la parroquia de Santo Domingo Guzmán de Mixcoac.

Mario fue el sexto de catorce hermanos, de los que sólo ocho sobrevivieron al parto,: José, Rafael, el propio Mario, Gabriel, Eduardo, Esperanza, Julio y Roberto.

Con sus padres y sus siete hermanos
Con sus padres y sus siete hermanos

Su infancia transcurrió en la colonia Guerrero y en el Barrio Bravo de Tepito.

Cursó sus estudios de primaria en la escuela Francisco González Bocanegra en la colonia Guerrero y los de secundaria en la 84 de la calle Guatemala.

Posteriormente ingresó en la UNAM (Escuela Nacional de Medicina), pero los problemas económicos de su familia, así como su inclinación por el arte escénico hicieron que empezara a trabajar en espectáculos de poca importancia.

Mario se alistó, en 1929, en el ejército mexicano en calidad de mecanógrafo, pero su padre solicitó su baja. El motivo: su edad. Declaró tener 21 años cuando en realidad tenía solo 16.

Documento de filiación en el ejército
Documento de filiación en el ejército

 

Mario en el ejército
Mario en el ejército

Intentó, sin éxito, a través de Estados Unidos entrar en California.

Atraído por la popularidad y el dinero, Mario decidió dedicarse al boxeo. Apodado el “Chato” tuvo como entrenador a una figura legendaria, el campeón mexicano Carlos Pavón, de mote “el Sheik de San Miguel”. Le prometieron, en su debut, $7 pesos si vencía en la pelea. Mario fue noqueado en el primer asalto.

En 1934, a los 23 años, se casó con la bailarina rusa Valentina Ivanova. La conoció poco antes en la carpa La Valentina, ubicada en el barrio de Tacuba. Vivieron juntos 32 años y cinco años antes del fallecimiento de ella, el matrimonio adoptó a Mario Arturo Moreno Ivanova.

El día de su boda con Valentina
El día de su boda con Valentina

Tras su matrimonio alquiló un piso en Azcapotzalco. Cuando, más tarde, empezó a disfrutar de su popularidad compró varias casas en Colonia Roma, Rincón del Bosque, Lomas de Chapultepec y Paseo de la Reforma.

Un joven Mario Moreno
Un joven Mario Moreno

Otra de sus facetas artísticas fue la tauromaquia, en la que destacó en el ruedo con su estilo bufo. En el año 1936, en la Plaza de Toros Vista Alegre de Tiapan, tuvo lugar su bautizo profesional y en varias ocasiones su nombre figuró en los carteles taurinos, llenando las plazas de México.

Su originalidad y su tremenda personalidad graciosa le llevaron, desde las carpas del circo, al teatro y al cine.

Hay quien asegura que el nombre de Cantinflas, con el que se le conoció mundialmente, nació en las cantinas, cuando después de sus primeras actuaciones algunos detractores, ante la graciosa incoherencia de sus frases, exclamaban “en la cantina…inflas” (en el bar… embriagas). De ahí ¡Cantinflas!

A partir de ese momento el personaje de Cantinflas se convirtió en un fenómeno cinematográfico.

Personificó magistralmente al “peladito”, ese hombre del pueblo, ese pobre sin recursos, ese marginal, que empieza sus frases, sin decir mucho y termina diciendo grandes verdades.

A eso se le llamaba “cantinflear”:

http://www.youtube.com/watch?v=PUHNFo3b1Y8

Fue un actor inimitable que dominó todas las facetas de la interpretación, desde el humor al dramatismo. Incluso se dijo de él que fue el Charlot de México.

De hecho el personaje de Cantinflas, al igual que el de Charlot, era el de un satírico social, un don nadie que aspiraba a conseguir el éxito.


Cantinflas rodó en Ciudad de México varias películas, entre otras,: El barrendero, El patrullero 777, El bombero atómico y Entrega inmediata.

Aunque algunas de sus películas fueron dobladas al inglés y al francés, sus mayores éxitos los consiguió en los países hispanoparlantes, debido a la peculiaridad de su voz y al juego de palabras difíciles de traducir.
Cantinflas debutó en el cine en 1936 con No te engañes corazón, pero no sería hasta 1940 cuando logró su primer gran éxito con Ahí está el detalle, considerada como una de las diez más grandes producciones mexicanas y que le convirtió en estrella.

ahiestaeldetalle4005
La época más gloriosa de Mario y la que le dio mayor popularidad, tanto a nivel nacional como internacional, fue durante los años 1940 a 1960.

Durante ambas décadas, la humana interpretación de los personajes de sus películas, obtuvo el reconocimiento de numerosas instituciones de su país, como por ejemplo el homenaje que le ofrecieron las fuerzas policiales por su imagen positiva de la aplicación de las leyes en América latina en El gendarme desconocido y El patrullero 777.


En el año 1956 con La vuelta al mundo en 80 días, Mario Moreno debutó en Estados Unidos junto al actor inglés David Niven. Curiosamente mientras que Niven apareció como actor principal en la publicidad de los países de habla inglesa, Cantinflas lo fue en el resto de habla hispana. Además de ganar el Globo de Oro en 1957 Mario Moreno se convirtió en el actor mejor pagado a nivel mundial.


Su segunda actuación estadounidense la realizó en 1960 con la película Pepe por la que fue, nuevamente, nominado al Globo de Oro. No obstante, su inevitable humor y acento hispano no llegó a calar en las audiencias norteamericanas y a pesar de las esporádicas apariciones, entre otras, de estrellas como Frank Sinatra y Judy Garland la película no cubrió las expectativas taquilleras.

 


Durante una entrevista que le realizaron en 1992, en Estados Unidos, Cantinflas reconoció que el problema lingüístico le impidió su éxito en dicho país.

No obstante en el Paseo de la Fama de Hollywood figura una estrella con su nombre.

Su estrella figura en el Paseo de la Fama de Hollywood
Su estrella figura en el Paseo de la Fama de Hollywood

Desde 1936 con No te engañes corazón hasta 1981 con El barrendero, Cantinflas interpretó 49 películas.
En el siguiente enlace figuran las que, en opinión de la crítica, se consideran sus diez mejores filmes. Naturalmente todo es opinable:

http://www.youtube.com/watch?v=YnEwTpEYFg0

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, el inigualable Cantinflas, nos dejó el 20 de abril de 1993 a los 81 años, víctima de un cáncer de pulmón detectado un mes y medio antes de su muerte.

A los ochenta años de edad.
A los ochenta años de edad.

Desde el fallecimiento de su esposa fumaba diariamente dos cajetillas de cigarros.

Su único vicio, desde joven fue el cigarrillo
Su único vicio, desde joven fue el cigarrillo

El día lluvioso de su funeral congregó a miles de personas, un evento nacional que duró tres días.

Tumba de Mario Moreno en Ciudad de México
Tumba de Mario Moreno en Ciudad de México

Sus restos descansan junto a sus padres, suegros y su esposa Valentina, en el Panteón Español de la Ciudad de México.

Antes de que le diagnosticaran la terrible enfermedad, Mario Moreno fue siempre un hombre sencillo de hábitos austeros. A pesar de su fama jamás fue presuntuoso. Era muy comedido y, en ocasiones,tímido. Acudía a diario a su oficina, almorzaba siempre en el mismo restaurante y disfrutaba mucho tiempo con su familia.

Durante su carrera cinematográfica, Cantinflas, con su gran humanidad, nos hizo reír y reflexionar con sus graciosas y ocurrentes frases, siempre agudas e inteligentes.


De entre tantas no es fácil elegir una, pero si tuviera que hacerlo me decantaría por la secuencia de su discurso político ante la Asamblea General de la O.N.U. en la película, de 1966, Su Excelencia.

Su Excelencia, año 1966
Su Excelencia, año 1966

Después de los años transcurridos todavía ese discurso, sin duda, hoy tiene plena vigencia.

http://www.youtube.com/watch?v=hzgGjAxpr7I

Debería pasar a los anales de la antología cinematográfica, o al menos así me lo parece a mí…

A continuación su última entrevista en el año 1992.

http://www.youtube.com/watch?v=MH0hxwpk-vA

(pulsar Ctrl + click para abrir los enlaces)

Anuncios