LINA MEDINA

Posted on

LINA MEDINA

La mamá más niña del mundo

 

Lina Medina
Lina Medina

Lina Medina, la niña indígena que habría de convertirse en la madre más joven del mundo, nació el 27 de septiembre de 1933 en el caserío de Antacancha, una de las comarcas andinas más pobres del país, en la región de Huancavelica, a 450 kilómetros al este de Lima, la capital de Perú.

 

Plaza y Catedral de Huancavelica (corazón de los Andes)
Plaza y Catedral de Huancavelica (corazón de los Andes)

Fue una de los nueve hijos de un campesino llamado Tiburcio Medina y de Victoria Losea.

 

Al parecer Lina nació con una extraña enfermedad denominada “pubertad precoz”. Se trata del desarrollo prematuro de los órganos sexuales.

 

A los cinco años su cuerpo experimentó un avanzado estado de maduración de sus huesos, así como del ensanchamiento de la pelvis.

 

Al poco tiempo sus padres observaron como el vientre de Lina se agrandaba cada vez más.

 

Los supersticiosos del lugar decían que era como consecuencia de una serpiente que “Apu, el espíritu inca de los Andes” le había metido dentro de su cuerpo, y que se hacía necesario llevarla ante el brujo de la aldea.

 

Apu, el espíritu inca del cerro de los Andes
Apu, el espíritu inca del cerro de los Andes

El viejo chamán sometió a Lina a innumerables ritos incas que de nada sirvieron, ya que la serpiente no apareció por ninguna parte.

 

Chamán
Chamán

Tiburcio, desanimado, tomó la decisión de caminar con su hija, durante dos días, atravesando valles, montañas y desiertos hasta Pisco, la ciudad más próxima, a setenta kilómetros de Antacancha.

 

Pisco
Pisco

En el hospital de Pisco fueron atendidos por el doctor ginecólogo Gerardo Lozada quien auscultó a la niña presuponiendo que se trataba de un gran tumor, tal como le había explicado Tiburcio.

 

Doctor Gerardo Lozada
Doctor Gerardo Lozada

Después de varios estudios, un examen desveló el latido de un corazón fetal. El cuerpo de Lina presentaba unas medidas poco habituales: extensión de la pelvis y formación ósea, aspectos que suelen ser normales en embarazos prematuros.

 

Lina, desnuda, mostrando su lado izquierdo (abril de 1939)
Lina, desnuda, mostrando su lado izquierdo (abril de 1939)

Lina se hallaba en su séptimo mes de embarazo. El doctor Lozada tomó radiografías de la niña y el bebé. A continuación informó a la policía de que la niña se hallaba en su séptimo mes de embarazo y acusó a su padre de violación e incesto.

 

Tres días después Tiburcio fue puesto en libertad por falta de pruebas.

 

Posteriormente la policía detuvo a uno de los hermanos mayores de Lina, que padecía retraso mental, pero tampoco se pudo demostrar su culpabilidad.

 

Mientras los agentes inspeccionaban el caso, el doctor Gerardo Lozada envió a un hombre de su confianza a Antacancha para averiguar más detalles relacionados con el asunto.

 

De esta forma se supo que Lina había tenido primera menstruación a los ocho meses. A los tres meses ya tenía vello en el pubis y las axilas. Empezó a menstruar cerca de los tres años, por lo que su madre la enviaba a lavarse al río cada vez que esto sucedía. A los cuatro años ya se le habían desarrollado completamente los pechos.

 

Con esta información, el doctor Lozada viajó a Lima con la pequeña paciente, para analizar el tema con otros expertos facultativos.

 

Lima, capital de Perú
Lima, capital de Perú

Los galenos confirmaron que la niña estaba embarazada y que, presuntamente, concibió a su hijo cuando tenía cuatro años y ocho meses.

 

Dado el avanzado estado de gestación de Lina y como la pelvis y el canal de parto, de la pequeña, no estaban preparados para dar a luz de forma natural, se optó por practicar apresuradamente una cesárea, para evitar un posible riesgo del bebé y de la madre.

 

La intervención fue practicada por los doctores cirujanos Lozada y Busalleu y el anestesista doctor Colareta.

 

De este modo, el 14 de mayo de 1939 (Día de la Madre en Perú), con cinco años, siete meses y veintiún días, Lina se convirtió en la madre más joven en la historia de la medicina moderna, récord que figura inscrito en la Academia Americana de Obstetricia y Ginecología.

 

El bebé, en excelente estado de salud, pesó 2,7 kilos y midió 48 centímetros de estatura.

 

Lina con su bebé recién nacido
Lina con su bebé recién nacido

En honor del cirujano doctor Gerardo Lozada, al niño le pusieron el nombre de Gerardo.

 

Madre e hijo permanecieron, durante once meses, acogidos en el hospital de Lima y, según refieren las enfermeras, ambos, se disputaban los juguetes. Algo muy normal, pues la diferencia de edad, entre Lina y Gerardo, apenas era de cinco años.

 

9-Lina con su muñeca, su bebé, y una enfermera
Lina con su muñeca, su bebé y una enfermera

 

Fue justamente en el hospital donde la joven madre aprendió a leer y escribir.

 

El doctor Lozada con Lina y Gerardo, de once meses
El doctor Lozada con Lina y Gerardo, de once meses

En el vecindario de Antacancha, todavía hoy, se afirma que Lina es una especie de Virgen María que concibió, sin pecado original, por obra y gracia del Espíritu Santo.

 

Sin embargo, otros, aseguran que Gerardo es hijo del dios Sol, al haber sido engendrado por una semilla de éste.

 

El dios Sol
El dios Sol

La realidad es que Lina jamás llegó a revelar la identidad del padre del bebé. En cuanto a su expediente por violación, se cerró por falta de pruebas.

 

Al poco tiempo de nacer Gerardo, Lina fue invitada a viajar a Nueva York para participar en la Feria Mundial, oferta que la familia rechazó.

 

No obstante, más tarde, aceptaron el ofrecimiento de un empresario estadounidense interesado en investigar su caso por prestigiosos científicos de la Unión Americana, que les aseguraba un fondo, que garantizaba su bienestar de por vida.

 

Sin embargo, el General Oscar Raúl Benavides Larrea, presidente por aquel entonces del gobierno peruano, no se lo permitió argumentando que Lina y su hijo estaban en “peligro moral”. A cambio decidió crear una comisión especial para protegerla. Al poco tiempo el caso quedó olvidado y Lina jamás recibió la ayuda prometida.

 

Oscar Raúl Benavides Larrea
Oscar Raúl Benavides Larrea

Durante un largo período de tiempo el niño fue criado en casa de la familia Medina, como si se tratara del decimo hijo de éstos, y no supo la verdad hasta que cumplió los diez años.

Entonces se le comunicó que, Lina, no era su hermana, sino su madre.

 

13-Lina con su hijo Gerardo, ya mayorcito
Lina con su hijo Gerardo, ya mayorcito

Lina, de adulta, trabajó como secretaria en el hospital de Lima del doctor Gerardo Lozada, el cirujano que la atendió en el parto. El galeno le dio una educación, y ayudó matricular a su hijo Gerardo en la escuela secundaria.

 

Lina acudiendo a su trabajo en el hospital de Lima
Lina acudiendo a su trabajo en el hospital de Lima

A los 33 años de edad Lina contrajo matrimonio con Raúl Jurado, de quien tuvo su segundo hijo, en 1972, a los 38 años.

 

Cuando nació su hermano menor Gerardo tenía 33 años, falleciendo siete años más tarde, a la edad de 40, víctima de una extraña infección de la médula ósea.

 

Actualmente Lina y su esposo Raúl viven todavía en Lima, concretamente en un suburbio muy mísero conocido por su peligrosidad como Little Chicago (Chicago Chico).

 

Little Chicago (Lima)
Little Chicago (Lima)

El hijo habido del matrimonio con Raúl emigró a Tijuana, México.

 

Tijuana (México)
Tijuana (México)

El ginecólogo peruano José Sandoval Paredes viajo a Antacancha. Desempolvó e investigó, exhaustivamente, la historia de Lina y en 2002 publicó el libro “Madre a los 5 años”, donde, con todo tipo de detalles, se narra la vida de la señora Medina.

 

Gracias al libro, el caso resucitó de nuevo ante los medios. “Aún estamos a tiempo de reparar el daño que el Estado le hizo a Lina, condenándola a la miseria”, comentó Sandoval. Acudió al Palacio de Gobierno para recordarles la deuda pendiente. Finalmente reclamó la pensión vitalicia prometida, que se espera reciba algún día.

 

Doctor José Sandoval Paredes
Doctor José Sandoval Paredes

En la actualidad Lina Medina, la madre más joven del mundo, tiene 81 años de edad.

 

Lina Medina en la actualidad
Lina Medina en la actualidad

¿Concibió Lina, como la Virgen María, por obra y gracia del Espíritu Santo?, ¿o tal vez el embarazo fue como consecuencia de la semilla que el dios Sol depositó en el interior del vientre de la pequeña?

 

Obviamente ni lo uno ni lo otro. Lina  fue violada, aunque lamentablemente jamás conoceremos la identidad del padre de su primer hijo. Al parecer, Lina Medina ha decidido llevarse el secreto a la tumba.

 

Quizás, algún día, un majestuoso cóndor andino, sobrevolando el maravilloso Machu Picchu, nos revele la incógnita que Lina no quiso desvelar.

 

Cóndor andino
Cóndor andino
Machu Picchu (cordillera de los Andes)
Machu Picchu (cordillera de los Andes)

 

     El cóndor de los Andes despertó

       con la luz de un clarín amanecer,

sus alas lentamente desplegó

  y bajó al río azul para beber. . .

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s