LA VIUDA NEGRA

Posted on

LA VIUDA NEGRA

 

La espeluznante historia de Belle Gunness . . .

 

Brynhild Paulsdatter
Brynhild Paulsdatter

 

Ésta es una de las leyendas callejeras más populares que se suelen contar en invierno en Estados Unidos, alrededor de las cálidas chimeneas.

 

También en muchas ocasiones se les suele decir a los niños, cuando no quieren comer: “Si no te portas bien, vendrá a verte Belle Gunness”. . .

 

Voy a tratar de resumir lo más brevemente posible la horripilante biografía de Brynhild Paulsdatter Storset nacida en Storsetjare, una pequeña aldea de Selbu en Noruega, el 11 de noviembre de  1859, años más tarde conocida como Belle Gunness y  tristemente apodada “la viuda negra”.

 

Storsetjare, la aldea en Selbu, Trondelag donde nació Brynhild Paulsdatter.
Storsetjare, la aldea en Selbu, Trondelag donde nació Brynhild Paulsdatter.

 

La casa donde nació.
La casa donde nació.

 

Su padre fue un humilde granjero que, merced a sus buenas artes como ilusionista, obtenía un sobresueldo en los espectáculos circenses que visitaban la región.

 

La joven Brynhilde ávida de ambición y riqueza, en 1881, a bordo del vapor “Tasso”, emigró  al nuevo continente en busca del “sueño americano”.

 

A su llegada a Estados Unidos cambió su nombre por el de Belle y tres años después, en 1884, contrajo matrimonio en Chicago con un sueco llamado Mads Sorensen.

 

Brynhild a los 24 años vestida de novia.
Brynhild a los 24 años, vestida de novia.

 

Mads Sorensen, su primer marido.
Mads Sorensen, su primer marido.

 

Dos años después instalaron una pastelería cuyos resultados no fueron lo positivos que pretendían y, un año más tarde, la tienda sufrió un misterioso incendio que les reportó unos excelentes ingresos por parte de la compañía aseguradora.

 

Los esposos se trasladaron entonces a Austin, Illinois, donde compraron una casa.

 

Austin. Illinois.
Austin. Illinois.

 

Al no lograr quedar embarazada la pareja adoptó tres hijos: Jennie, Myrtle y Lucy que lograron su estabilidad afectiva y económica.

 

Jennie
Jennie

 

Lucy y Myrtle
Lucy y Myrtle

 

Poco tiempo después de que, en 1900, Brynhilde convenciera a su esposo para que, en previsión de que a él le sucediera algo en un futuro, efectuara un seguro de vida y de todos sus bienes a nombre de ella, éste falleció en extrañas circunstancias víctima de un ataque al corazón según atestiguó el forense. Ésto le proporcionó a Brynhilde una importante suma de dólares.

 

Brynhilde en la primera década de 1900.
Brynhilde en la primera década de 1900.

 

Al percatarse de que los familiares de su difunto marido recelaban de su repentina muerte, Brynhilde vendió la casa y retornó a Chicago, donde adquirió una fonda que se apresuró a asegurar por una importante cantidad de dinero.

 

Chicago
Chicago

 

En menos de un mes el inmueble quedó arrasado, pasto de las llamas, y su propietaria se embolsó la suculenta suma del seguro.

 

Aunque la compañía aseguradora, tras algunas averiguaciones, le satisfizo a Brynhilde el importe de la póliza, tanta continua mala suerte hizo que se desconfiara de ella, lo que obligó a Brynhilde a cambiar de planes.

 

En compañía de sus hijos se trasladó en 1902 a La Porte, Indiana al Este de los Estados Unidos, una población con muchos habitantes procedentes de Escandinavia. Allí compró una casa que en su día había sido de mala reputación, transformándola en una granja de 40 hectáreas.

 

La Porte, Indiana en el año 1900.
La Porte, Indiana en el año 1900.

 

Los vecinos aceptaron de buen grado la llegada de aquella viuda cristiana y con hijos que convirtió el antiguo burdel en una agradable vivienda.

 

La granja de Brynhilde en La Porte, Indiana.
La granja de Brynhilde en La Porte, Indiana.

 

En La Porte conoció y se casó con Peder Gunness, un viudo noruego muy amable, de  profesión ganadero y carnicero. A partir de aquel momento, al adoptar el apellido de Peder pasó a llamarse Belle Gunness, nombre con el que fue tristemente conocida en todo el mundo.

 

Peder Gunness, su segundo marido.
Peder Gunness, su segundo marido.

 

No obstante sobrepasar los cuarenta años, 135 kilos de peso y 1,90 metros de altura a Belle no le llevó mucho tiempo quedarse embarazada. Aprovechando esta situación, convenció a su esposo para que suscribiese una póliza de seguros a su favor, con el objetivo de amparar a la familia en el caso de que a éste le sucediera alguna imprevista desgracia.

 

Poco tiempo después, su infortunado esposo fallecía a causa de un desdichado accidente laboral, al recibir en el cráneo el impacto de un utensilio de despedazar cerdos, que se cayó de la repisa donde se guardaban las herramientas, algo inusual en un carnicero experto y buen conocedor del oficio como era Peder.

 

Su hija mayor Jennie sospechó que su madre había sido la autora material de la muerte de Peder pero sus  argumentos carecieron de credibilidad y, al no poderse demostrar nada, Belle  percibió la totalidad de la importante suma del seguro de su difunto marido.

 

Coincidiendo con la desaparición de Jennie y para acallar el murmullo de los vecinos, su madre comentó que había enviado a la jovencita a Los Ángeles para completar sus estudios. Jamás volvió a saberse nada más de ella.

 

Cuando dio a luz a Phillip y con la intención puesta en lograr un nuevo marido, Belle se apresuró en mejorar su deteriorado aspecto. Adelgazó varios kilos, renovó su vestuario y se compró una dentadura postiza de oro.

 

Phillip
Phillip

 

Publicó anuncios en los periódicos presentándose como una atractiva viuda de excelente posición y propietaria de una interesante granja que deseaba conocer a un hombre soltero o viudo, pudiente y distinguido, con fines matrimoniales, que aportara a la economía conyugal un mínimo de 5000 dólares en metálico.

 

Para sus maquiavélicos planes Belle seleccionaba con antelación a los candidatos. Se aseguraba de que fueran hombres sin apenas familia, les enviaba cartas y fotos donde les manifestaba que eran el hombre apropiado para ella y les convencía para que se deshicieran de sus propiedades y fueran a verle con el dinero percibido.

 

No tardaron en acudir, con su pequeña fortuna, bastantes pretendientes curiosos que terminaron despojados de su dinero y, más tarde, envenenados o descuartizados por la sanguinaria ambición de esta viuda insaciable.

 

Después Belle, enterraba los cuerpos desparramados en la porqueriza y en el terreno de su granja.

 

Como no podía atender la granja ella sola, en 1907 Belle contrató a Ray Lamphere, un carpintero que entendía un poco de todo. Lamphere se traladó a vivir a la finca y se convirtió en el amante de Belle.

 

Ray Lamphere
Ray Lamphere

 

El hombre alardeaba ante sus amigos que había cautivado a la viuda y que ésta le colmaba de atenciones y regalos.

 

No obstante, medio año después, Belle se presentó en La Porte con un sueco llamado Andrew Helgelein, y ante la sorpresa de los vecinos y del propio Lamphere, anunciaron que iban a contraer matrimonio.

 

Andrew Helgelein
Andrew Helgelein

 

Previamente, el cordial y campechano Andrew había retirado de su banco la totalidad de sus fondos, manifestándole al cajero que iba a casarse con Belle.

 

Seguidamente la viuda despidió a su empleado exigiéndole que abandonara de inmediato la casa. Así lo hizo Lamphere, con gran irritación y  furioso de rabia.

 

A los pocos días el bueno de Andrew desapareció. Belle, desconsolada, les comentó a sus vecinos la mala suerte que tenía con los hombres, pues sólo la querían para aprovecharse de ella y luego desaparecer.

 

Asle Helgelien, hermano de Andrew, sabía que éste había viajado a La Porte para conocer a Belle.

 

Asle Helgelien, hermano del desaparecido Andrew.
Asle Helgelien, hermano del desaparecido Andrew.

 

Ante la falta de de noticias de su hermano Andrew, Asle escribió a Belle recabando información. Ésta le respondió que ya no estaba en La Porte y que, posiblemente, había partido a Noruega para visitar a sus parientes.

 

Al poco tiempo Asle volvió a escribir a Belle diciendo que sus parientes no habían recibido la visita de su hermano y, salvo que le hubiera ocurrido alguna desgracia, él se inclinaba a pensar que continuaba en La Porte donde había sido visto por última vez.

 

La viuda, ante el temor que éste iniciara una investigación por su cuenta, escribió a Asle invitándole a viajar a La Porte, para juntos intentar localizar a Andrew.

 

Tratando de encontrar ayuda en las labores de la granja, Belle recurrió nuevamente a Lamphere ofreciéndole volver a la casa pero éste, indignado con la viuda, rechazó la oferta.

 

Entonces Belle, en febrero de 1908, contrató a Josef Maxson. Un buen hombre que, al terminar su tarea diaria, se dedicaba a leer o a tocar el violín  para delicia de los hijos de su patrona.

 

Josef Maxson
Josef Maxson

 

Al parecer, con su empleado Josef Maxson nunca mantuvo relaciones sexuales.

 

La tranquilidad que disfrutó Belle durante una buena temporada se vio truncada por el acoso y constantes amenazas de muerte que empezó a recibir por parte de su ex amante Lamphere, el cual estuvo detenido varias veces a causa de las denuncias presentadas a la policía por la viuda.

 

El 27 de abril de 1908, Belle visitó a un abogado manifestándole que, ante el temor de que Lamphere cumpliera sus amenazas y pudiera una noche quemar su casa y acabar con su vida y la de sus hijos, había decidido hacer testamento urgentemente. Le indicó al letrado que, en caso de muerte, había decidido dejar todas sus propiedades a sus hijos y, en caso de fallecimiento de éstos, a un orfanato denominado Hogar de Niños Luterano Noruego de Chicago.

 

En la madrugada del siguiente 28 de abril de 1908  el trabajador Josef Maxon, después de percibir un fuerte olor a humo desde su habitación del segundo piso, abrió la puerta de la sala de donde salían aparatosas llamas.

 

Alertó a gritos a Belle y a sus hijos y, en vista que nadie respondía, saltó por una de las ventanas y fue rápidamente a solicitar ayuda. Su  esfuerzo fue inútil pues, a su regreso, la vivienda se había quemado totalmente.

 

Entre los restos calcinados del interior de la casa fueron hallados cuatro cuerpos carbonizados. Tres correspondían a las dos niñas adoptadas, Lucy, de ocho años y Myrtle de once, más Phillip, el hijo natural de cinco años habido de Peder. El otro cuerpo decapitado, cuya cabeza no fue hallada, en principio se creyó que era el de la viuda, puesto que a pocos metros se encontró la dentadura postiza de oro que utilizaba.

 

Belle con Lucy, Myrtle y Phillip.
Belle con Lucy, Myrtle y Phillip.

 

Puente dental de oro de Belle.
Puente dental de oro de Belle.

 

Por las declaraciones y denuncias que en su momento había efectuado Belle en relación a las amenazas que había sufrido de Ray Lamphere, éste se convirtió en el principal sospechoso del incendio y fue detenido y encarcelado.

 

Lamphere, tras muchos interrogatorios, confesó que él no había sido el autor material de ningún crimen pero que había ayudado a Belle a enterrar en la pocilga y terrenos de la granja cuerpos descuartizados de personas que presuntamente ella había envenenado o dormido antes con cloroformo.

 

No hay que olvidar que Belle, junto a su segundo marido, había aprendido con gran destreza el oficio de matarife.

 

Admitió también Lamphere haberse puesto de acuerdo con ella para huir ambos después del siniestro, pero que le traicionó al no acudir al lugar que habían acordado, despareciendo por otro camino a través del bosque.

 

Al inquirirle sobre la mujer decapitada y carbonizada hallada en los escombros de la casa, Lamphere manifestó que estaba seguro que no era Belle sobre todo porque, según él, la viuda tenía una gran cicatriz en el muslo izquierdo y el cuerpo que yacía entre las cenizas, no. Añadió que podría tratarse de una camarera de complexión muy parecida a la de Belle que había desaparecido repentinamente de un bar de La Porte.

 

Por otra parte, manifestó Lamphere, Belle había retirado en los últimos días buena parte de la fortuna que tenía depositada en los bancos, con el objeto de abandonar la ciudad y eludir sus obligaciones fiscales.

 

En cuanto a la dentadura postiza de oro que se halló entre los escombros, Lamphere añadió habría podido ser una estratagema urdida por Belle, para hacer creer a todos que había fallecido en el incendio.

 

El misterio adquirió mayores dimensiones cuando, al examinar, los forenses los órganos internos y las medidas del cuerpo calcinado, concluyeron que no correspondían a Belle, y que aquella mujer había muerto por envenenamiento y no por efectos del incendio.

 

Al enterarse Asle del incendio de la granja donde Andrew había vivido con Belle, en el mes de mayo decidió viajar hasta La Porte para investigar lo ocurrido y tratar de localizar a su hermano.

 

Se reunió con el  sheriff Smutzer, encargado de la investigación, para explicarle que su hermano había contactado con Belle a través del rotativo  “El Skandinaven” donde solían escribir las mujeres inmigrantes en busca de esposo. Belle también había convencido a Andrew para que retirara todos sus ahorros del Banco de Dakota del Sur, que los llevara cosidos dentro de su ropa interior y que sobre todo no se lo comentara a nadie.

 

El sheriff Smutzer.
El sheriff Smutzer.

 

Por otra parte, Josef Maxson le declaró al sheriff que Belle, el día antes del incendio, le había ordenado llevar varias carretillas de tierra al lugar cercado donde se alimentaban los cerdos.

 

En  vista de todo ello, el sheriff Smutzer ordenó que se iniciaran las excavaciones en la pocilga y los terrenos de  alrededor de la granja. Al poco tiempo empezaron a aparecer piernas, brazos, cabezas y cuerpos troceados.

 

Excavaciones en los restos calcinados de la granja.
Excavaciones en los restos calcinados de la granja.

 

Excavaciones en el sótano de la granja.
Excavaciones en el sótano de la granja.

 

Restos humanos descubiertos en la pocilga.
Restos humanos descubiertos en la pocilga.

 

Entre todos los restos destrozados, Asle reconoció los de su hermano. También apareció, entre muchos otros, el cuerpo de Jennie, la otra hija adoptada por Belle que dijo haber enviado a estudiar a Los Ángeles.

 

Cadáver mutilado de Andrew Helgelein.
Cadáver mutilado de Andrew Helgelein.

 

Los restos humanos de Jennie.
Los restos humanos de Jennie.

 

Se estima que fueron más de cuarenta las personas asesinadas por Belle Gunness.

 

La sorpresa entre los habitantes de La Porte fue mayúscula. Nadie podía creer que aquella mujer amable y  trabajadora, madre de cuatro hijos a la que todos compadecían por la mala fortuna que había tenido con sus maridos, era realmente una macabra asesina en serie.

 

Gracias a los buenos oficios de Wirt Worden, abogado defensor de Ray Lamphere, éste solo fue declarado culpable de incendio intencionado y en lugar de la horca fue condenado a veinte años de prisión en la cárcel estatal de Michigan.

 

El abogado Wirt Worden con su cliente Ray Lamphere.
El abogado Wirt Worden con su cliente Ray Lamphere.

 

Contrajo tuberculosis, falleciendo el 30 de diciembre de 1909, obsesionado con la idea de que la viuda había burlado la justicia y que estaba viviendo tranquilamente en algún lugar lejos de La Porte.

 

De alguna manera podría decirse que también él, ex empleado y amante de Belle, aunque con efecto retardado, había sido otra de las víctimas de la siniestra asesina.

 

Muchos fueron los que creyeron que Belle no había perecido en el incendio, entre ellos su último empleado Joe Maxson, quien comentó que la noche del incendio Belle se había acercado a él mientras se hallaba en la cama y cuando se había percatado que estaba despierto le había dicho que solo quería asegurarse de que estaba bien, pero que le había  parecido ver que portaba un martillo, escondido entre los pliegues de su bata. Su insomnio le había salvado, seguramente, de la muerte.

 

La siniestra historia de Belle se convirtió en un mito y hubo quienes aseguraron haberla visto paseando por las calles de San Francisco, Nueva York, Los Ángeles o Chicago, aunque nunca se pudo demostrar.

 

El enigma del personaje ha suscitado enormes controversias. Sobre la vida de Belle Gunness, apodada “la viuda negra” en alusión a la peligrosa picadura de la venenosa araña, se han escrito biografías y compuesto baladas como “La verdadera historia de Belle Gunness” del músico, compositor y cantante Chris Wolf.

 

Chris Wolf, cantante y compositor.
Chris Wolf, cantante y compositor.

 

 

Basada en el argumento de su vida se rodó la película “Method” protagonizada por la deslumbrante actriz y modelo Elizabeth Hurley en el año 2004.

 

Elizabeth Hurley en una escena de la película
Elizabeth Hurley en una escena de la película “Method”

 

 

¿Cuánto habrá de verdad o mentira en todo lo que se ha dicho y escrito sobre esta ambiciosa y sanguinaria mujer, denominada “La viuda negra”?

 

Viuda negra.
Araña “viuda negra”

 

Ahí queda el misterio con su interrogante. . .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s