Últimas Actualizaciones del Evento

ENRIQUETA MARTÍ I RIPOLLÉS

Posted on

ENRIQUETA MARTÍ I RIPOLLÉS

LA VAMPIRA DE BARCELONA

 

Enriqueta Martí i Ripollés
Enriqueta Martí i Ripollés

Mi relato de este mes se basa en la macabra historia de Enriqueta Martí i Ripollés, nacida en 1868 en Sant Feliu de Llobregat, Barcelona.

 

San Feliu de Llobregat (calle Pi i Margall)
San Feliu de Llobregat (calle Pi i Margall)

 

De la tristemente denominada, entre otros apodos, como “La vampira de Barcelona”, ”La vampira del Raval” o “La vampira de la calle Poniente” poco o nada se sabe de su infancia.

 

A punto de cumplir los 20 años Enriqueta abandonó  Sant Feliu de Llobregat para trasladarse a vivir y trabajar en Barcelona.

 

Barcelona (Paral-lel a finales del siglo XIX.
Barcelona (Paral-lel a finales del siglo XIX.

 

Empezó efectuando labores de limpieza y cuidando niños pero, cuando vio que con esas tareas no se ganaba mucho dinero, optó por dedicarse a la prostitución callejera en la zona vieja del Portal de Santa Madrona, el Puerto de Barcelona o en burdeles de baja calaña.

 

Portal de Santa Madrona a finales del siglo XIX
Portal de Santa Madrona a finales del siglo XIX.

 

En 1895 se casó con Joan Pujaló, un insólito y fracasado artista-pintor que comía el mismo alpiste que sus pájaros, porque así lo había leído en una revista de homeopatía.

 

Joan Pujaló
Joan Pujaló

 

A pesar de haber contraído matrimonio, Enriqueta no dejó de ejercer la prostitución callejera, alternando prostíbulos y lupanares con casas de mala reputación. Eso hizo que su relación con Joan fuera insoportable, por lo que decidieron separarse, para volver a reconciliarse algún tiempo después.

 

Durante los 10 años que duró la relación esta misma situación se produjo seis veces más.

 

La definitiva separación ya se había producido cinco años atrás y la pareja no llegó a tener hijos.

 

Enriqueta continuó practicando la prostitución en burdeles, pero además actuó también como curandera y como proxeneta de niños, que ofrecía a artistas, políticos y  gente de la alta burguesía y elevada posición social.

 

A pesar de que no le hacía falta vivir  de la mendicidad, Enriqueta se dedicó a llevar una doble vida: se vestía como una harapienta durante el día, casi siempre acompañada de algún niño secuestrado al que le había rapado la cabeza  y cambiado la vestimenta y con el que fingía ser su madre, pidiendo limosna y comida en iglesias, conventos, asilos y centros de caridad.

 

Sin embargo, por la noche se tocaba elegantemente con vestidos caros, utilizando pelucas y sombreros. Después se dirigía a lugares concurridos por la alta sociedad barcelonesa, como por ejemplo el Casino de la Rabassada  o el Teatro del Liceo, donde ofrecía a las familias pudientes sus servicios como proxeneta para realizar servicios sexuales con criaturas.

 

Casino de la Rabassada.
Casino de la Rabassada.

 

Teatro del Liceo a principios del siglo XX.
Teatro del Liceo a principios del siglo XX.

 

Pero lo más horrendo de la espeluznante vida de Enriqueta es que, en su faceta de curandera, los productos que empleaba para preparar sus medicamentos y ungüentos estaban elaborados con los cadáveres descuartizados de los bebés y niños que previamente había raptado.

 

De los cuerpos de las criaturas extraía la sangre, la grasa, los cabellos y el tuétano de los huesos, que posteriormente convertía en polvo.

 

Todo ello lo vendía en forma de cremas, pociones, untos, cataplasmas y brebajes a un alto precio que la gente de clase acomodada pagaba complacida.

 

Según Enriqueta, sus potingues eran un remedio ideal para las enfermedades venéreas tales como la sífilis, la gonorrea  y demás  afecciones, que en aquellos tiempos no se lograban curar con la medicina tradicional.

 

La sangre humana era un producto muy demandado, sobre todo por la creencia de que era un remedio ideal para combatir la mortal tuberculosis. No hay que olvidar que todo esto se producía en la Barcelona de finales del siglo XIX.

 

Barcelona (Plaça del Oli - Vía Layetana)
Barcelona (Plaça del Oli – Vía Layetana)

 

Culpada de dirigir un prostíbulo de niños de entre 5 y 12 años, en 1909 Enriqueta fue arrestada en el piso que regentaba en la calle Minerva nº 6 de Barcelona. También fue apresado en la vivienda un muchacho perteneciente a una familia de la alta burguesía catalana. Debido a los contactos que Enriqueta mantenía con importantes personalidades, que utilizaban sus servicios de proxenetismo, ni ella ni el joven fueron juzgados, archivándose la causa sin que nunca más se volviera a comentar nada del suceso.

 

En la Barcelona de principios de 1900 y a pesar de de los continuos desmentidos del entonces gobernador civil Manuel Portela Valladares, en todos los mentideros de la ciudad corría el rumor de que a diario desaparecían bebés y criaturas de muy poca edad, que jamás volvían a aparecer,  vinculados  a familias de condición extremadamente humilde.

 

Manuel Portela Valladares
Manuel Portela Valladares

 

Ante la indiferencia y pasividad de las autoridades  por lo que consideraban “relatos callejeros sin fundamento”, los familiares de aquellos niños de clase social muy baja, por falta de recursos poco o nada podían hacer, algunos padres  incluso “celebraban” tener que alimentar una boca menos.

 

Empero, el 10 de febrero de 1912 Enriqueta incurrió en un grave error al secuestrar a Teresita Guitard Congost, una niña de 5 años hija de una familia de condición acomodada de la ciudad.

 

Teresita Guitard con sus padres y hermano.
Teresita Guitard con sus padres y hermano.

 

Caía la noche en la calle de San Vicente cuando Ana, la madre de Teresita, mientras conversaba con una vecina delante de su domicilio, le soltó la mano a la pequeña pensando que ésta se dirigiría, como otras veces, hacia su piso.

 

Pero ese día no ocurrió así y Teresita se desvió para fisgonear delante de una tienda, ocasión que aprovechó Enriqueta para tomarla de la mano y decirle que la acompañara pues tenía unas golosinas para darle. Al ratito, cuando la niña se dio cuenta de que se alejaba demasiado de su casa, se soltó de la mano de Enriqueta tratando de regresar con su madre pero entonces Enriqueta, aprovechando la oscuridad de la noche, la cubrió por completo con un paño oscuro y cogiéndola en brazos para evitar el llanto de la niña se la llevó corriendo hasta su casa de la calle Poniente nº 29 entresuelo 1ª (hoy calle Joaquín Costa).

 

Calle Poniente nº 29 (hoy calle Joaquin Costa)
Calle Poniente nº 29 (hoy calle Joaquin Costa)

 

 

Una vez allí le dijo que, ahora, su mamá era ella. Le rapó el pelo y le cambió la ropa, añadiendo que ahora ya no se llamaba Teresita sino que su nombre era Felicidad. Al rato le presentó a una niña llamada Angelita con la que conviviría en el piso.

 

Angelita y Teresita Guitard
Angelita y Teresita Guitard

 

De la noticia de la desaparición de Teresita se hicieron eco todos los medios de comunicación y los padres de la niña no regatearon en medios económicos para que toda la ciudad conociera el secuestro.

 

La policía, a pesar de haber desarrollado un gran despliegue, no daba con ninguna pista que le condujera al paradero de Teresita y Barcelona vivió durante casi tres semanas en una gran agitación preguntándose qué habría sido de la pequeña.

 

Pero, como suele suceder en determinadas ocasiones, fue la casual providencia la que resolvió el misterio: el día 17 de febrero de 1912 una  vecina de nombre Claudina Elías, que de vez en cuando curioseaba en la ventana de sucios cristales de la habitación que lindaba con el patio interior del entresuelo, en el que Enriqueta vivía con una niña y un niño, vio en cierta ocasión a través del mugriento ventanal el rostro de una niña con el cabello rasurado que la observaba de forma suplicante y a la que no había visto antes allí.

 

Piso entresuelo 1ª de la calle Poniente.
Piso entresuelo 1ª de la calle Poniente.

 

En aquel instante apareció Enriqueta, momento que aprovechó Claudina para preguntarle quien era aquella niña. Ella, lejos de responderle, cerró furiosamente  la puerta de la ventana.

 

Esta insólita forma de actuar por parte de Enriqueta sorprendió a su vecina: ¿será ésta la pequeña secuestrada de la que habla todo el mundo? se preguntó Claudina.

 

Sin pensárselo dos veces bajó a la calle para dirigirse a la tienda de colchones de su vecino y referirle lo que había presenciado. Éste se lo comentó al policía municipal José Asens, quien a su vez se lo comunicó al brigada Ribot.

 

Colchonería del vecino de la calle Poniente.
Colchonería del vecino de la calle Poniente.

 

El 27 de febrero Ribot, cumpliendo órdenes del comandante de la policía municipal Cruz Mendiola,  se personó en el domicilio de Enriqueta de la calle Poniente, con la excusa  de que tenía que inspeccionar el piso debido a que se había recibido una denuncia contra ella, por tener gallinas en su interior.

 

Al llegar al final del corredor, Ribot vio a dos niñas con la cabeza rasurada. Acercándose a una de ellas le preguntó ¿cómo te llamas?

 

 Felicidad, le contestó la niña.

 

 ¡Ah! exclamó el brigada, yo creí que te llamabas Teresita.

 

Así es, señor, pero aquí me llaman Felicidad.

 

¿Quiénes son esas niñas y de dónde han salido? interrogó Ribot a Enriqueta.

 

Angelita es mi hija, respondió Enriqueta. En cuanto a Felicidad no sé nada. Me la encontré ayer en la Ronda de San Pablo. Me dijo que se había perdido, que tenía hambre y me la llevé a mi casa para darle de comer y entregarla después a la policía municipal.

 

No obstante, le replicó Ribot, la vecina Claudina manifestó haber visto a Teresita bastantes días antes desde la ventana, así como anteriormente también a un niño que ahora no está en el piso.

 

El brigada Ribot ordenó a uno de sus agentes que fuera a buscar a la madre de Teresita para que pudiera identificar a la niña, pero al no encontrarla en su domicilio el policía regresó con una vecina llamada Carmen Alsina, quien al ver a la pequeña la reconoció de inmediato. Poco después llegó su madre, que se hallaba en el puerto de Barcelona controlando a los emigrantes que partían, por si alguno lo hacía con Teresita. Cuando pudo ver y abrazar a su hija, fue tal el choque emocional que sufrió Ana que tuvo que ser atendida por las asistencias.

 

Teresita junto al alcalde Joaquin Sostres y los policías que la liberaron.
Teresita junto al alcalde Joaquin Sostres y los policías que la liberaron.

 

Enriqueta fue trasladada a la antigua Jefatura de Policía de la calle Sepúlveda, cuyo jefe  era José Millán Astray,(padre del fundador de la Legíon) donde fue reconocida por su nombre y apellidos: Enriqueta Martí i Ripollés, de 43 años de edad y con antecedentes por prostitución  y corrupción de menores en un burdel de la calle Minerva nº 6 de la ciudad condal.

 

Enriqueta Martí es c onducida a la comisería.
Enriqueta Martí es conducida a la comisaría.

 

El público frente a la comisaría aguardando la salida de Enriqueta.
El público frente a la comisaría aguardando la salida de Enriqueta.

 

Ciudadanos persiguiendo el coche donde Enriqueta iba detenida.
Ciudadanos persiguiendo el coche donde Enriqueta iba detenida.

 

Joan Pujaló, al conocer la detención de Enriqueta, se presentó a declarar voluntariamente  manifestando que Angelita no era hija suya ni de Enriqueta. Más tarde los galenos corroboraron que Enriqueta jamás había parido.

 

Ante la evidencia de las pruebas, Enriqueta declaró que Angelita no era su hija y que se la había arrebatado al nacer a su cuñada María Pujaló, hermana de Joan, cuando la asistió en el parto, diciéndole que el bebé había nacido muerto.

 

En lo que se refiere al niño con la cabeza rapada que su vecina Claudina manifestó haber visto en alguna ocasión a través del ventanuco, Enriqueta dijo que se trataba de Pepito, un niño de cinco años que le habían dejado unos desconocidos para que lo cuidara, pero que como había enfermado lo había llevado lejos de Barcelona para que se mejorara.

 

Teresita, a preguntas de la policía, reveló que cuando Enriqueta la había llevado al piso lo primero que había hecho había sido raparle la cabeza para que no sintiera picores. Le había prohibido que se asomara a ninguna ventana y le había dicho que a partir de aquel momento tenía que llamarle mamá.

 

Por su parte, Angelita manifestó que ella había conocido a Pepito. Se trataba de un pequeño rubito de su misma edad, con el que jugaba en el piso. Un día en que yo estaba en la cama, continuó Angelita, oí unos ruidos muy raros. Me levanté silenciosamente y vi como mamá sobre la mesa del comedor le estaba clavando a Pepito un gran cuchillo. Me volví a la cama muy horrorizada, simulando dormir.

 

El pequeño Pepito
El pequeño Pepito

 

Las niñas añadieron en su declaración que, aprovechando una tarde en que Enriqueta no estaba en el piso, Angelita le había propuesto a Teresita husmear en las habitaciones donde su mamá les había prohibido ir. Caminando en la oscuridad habían tropezado con un saco en cuyo interior se hallaba un cuchillo y unas ropas de niño ensangrentadas.

 

Los policías, al registrar el piso, descubrieron  en una de aquellas mugrientas habitaciones  un armario con ropa de niña y de niño y con zapatitos a juego. En otro compartimento encontraron lujosos vestidos, medias de seda y pelucas que Enriqueta utilizaba en sus salidas nocturnas.

 

Apareció también el saco al que se habían referido las niñas, con un gran cuchillo y ropa de niño manchada de sangre en su interior, así como diferentes pequeños huesos pertenecientes a criaturas, tales como rótulas, clavículas y costillas.

 

Periodistas mostrando prendas escondidas en uno de los armarios.
Periodistas mostrando prendas escondidas en uno de los armarios.

 

En otro armario aparecieron infinidad de recipientes con sangre coagulada, cremas, ungüentos  y potingues. Junto a todo ello se encontró un viejo manual con asombrosas fórmulas y una libreta con composiciones de curandero manuscritas en catalán con una excelente caligrafía.

 

En un cajón totalmente disimulado de un rincón del armario la policía halló un paquete que contenía cartas escritas en clave, contraseñas, iniciales y una lista con nombres y direcciones  de personajes ilustres de la ciudad tales como abogados, políticos, médicos, artistas y empresarios.

 

Curiosamente, entre aquellas habitaciones inmundas sorprendió la  aparición de un lujoso salón decorado con primorosa elegancia. Tanto los muebles, lámparas, cortinas y cuadros tenían un gran valor.

 

A la vista de los escabrosos hallazgos la policía continuó escudriñando en los diferentes pisos donde Enriqueta había habitado durante los últimos diez años.

 

En la calle Picalqués nº 3 bis, encontraron un hueco disimulado entre las paredes donde se ocultaban varios huesos de manos de niños.

 

Un falso tabique en el piso de la calle Picalqués donde se encontraron huesos de niños.
Un falso tabique en el piso de la calle Picalqués donde se encontraron huesos de niños.

 

Buscando más restos humanos en la casa de la calle Picalqués.
Buscando más restos humanos en la casa de la calle Picalqués.

 

En un piso de la calle Tallers nº 72, localizaron más huesos y dos melenas rubias de niñas que seguramente guardaba para vender, pues con el pelo natural se confeccionaban pelucas.

 

En el jardín de una casita de la calle Jocs Florals número 155 apareció el cráneo con restos de cabellos perteneciente a un niño, así como más huesos de criaturas de entre tres y ocho años.

 

Calle Jocs Florals nº 155
Calle Jocs Florals nº 155

 

Jardín de la calle Jocs Florals nº 155
Jardín de la calle Jocs Florals nº 155

 

Finalmente, en una casa de Sant Feliu de Llobregat descubrieron textos, recetarios  y más tarros con extraños contenidos.

 

De  entre las niñas y niños secuestrados y asesinados por Enriqueta fueron identificadas al menos doce criaturas. 

 

Víctimas de Enriqueta Martí
Víctimas de Enriqueta Martí

 

Más víctimas de Enriqueta Martí
Más víctimas de Enriqueta Martí

 

Enriqueta declaró en el interrogatorio que era curandera y que tenía un público asiduo al cual vendía los diferentes brebajes y potingues que elaboraba con los cadáveres de los niños, a los que previamente había explotado y utilizado como objeto de placer para su pervertida clientela.

 

El horroroso suceso caló hondo en toda España, especialmente en el pueblo catalán, convirtiéndose en continuo tema de conversación en todos los círculos de la ciudad condal.

 

Incluso uno de los principales rotativos a nivel nacional, bajo el titular  “Los misterios de Barcelona” le dedicaba diariamente un par de páginas con las últimas noticias.

 

20-2

 

Para acallar las voces de indignación y calmar los ánimos de los ciudadanos en lo que se refería a la famosa lista encontrada, en la que aparecían los nombres y domicilios de personalidades muy importantes e influyentes de la vida barcelonesa, las autoridades y los medios de comunicación se apresuraron a desmentir que se tratara de pederastas asiduos del prostíbulo de Enriqueta.

 

21

 

El periódico ABC publicó que se trataba de gente respetable y caritativa que, mediante engaños de Enriqueta, ayudaban a ésta cuando acudía a sus domicilios a mendigar limosna, acompañada siempre de algún niño harapiento.

 

Se especula que la monstruosa y tétrica sucesión de crueles asesinatos cometidos por Enriqueta se inició cuando, en una de las desenfrenadas orgías de pederastas que Enriqueta organizaba en su burdel, uno de sus clientes había asesinado a un niño, que ella había ocultado para que no se enteraran las autoridades. Después había troceado su cuerpo, separándole los huesos y extrayéndole la sangre y demás sustancias.

 

El jefe superior de policía, José Millán Astray, refiriéndose a Enriqueta la definió como “una neurasténica que se creía curandera, un caso de perversión diabólica que sin duda, añadió, hubiera acabado en una hoguera en la plaza Zocodover de Toledo.”

 

Plaza de Zocodover, Toledo
Plaza de Zocodover, Toledo

 

Millán Astray fue muy generoso en su alusión, porque en realidad  “La vampira de la calle Poniente”, entre otras prácticas, había actuado como prostituta, proxeneta, pederasta, falsa curandera, traficante de órganos, raptora y criminal.

 

Enriqueta fue recluida en la cárcel Reina Amalia, derribada posteriormente en 1936, a la espera de la celebración de un juicio donde tendría que declarar y aclarar todos los enigmas e incógnitas del misterio.

 

Prisión de la calle Reina Amalia.
Prisión de la calle Reina Amalia.

 

Al poco tiempo intentó suicidarse en su celda cortándose las venas con una cuchara de madera. Cuando la noticia trascendió fuera de la prisión, la ciudadanía se alzó enojada manifestando su indignación, ya que la voluntad popular exigía que fuera juzgada y ejecutada en el garrote vil.

 

El garrote vil.
El garrote vil.

 

El pueblo catalán se hallaba todavía muy convulsionado y sensibilizado por los terribles y trágicos acontecimientos ocurridos  apenas tres años antes, en la triste Semana Trágica de Barcelona, por lo que las autoridades se apresuraron a tomar todo tipo de cautelas, temiendo que si moría Enriqueta pudieran producirse disturbios y desórdenes.

 

Semana Trágica de Barcelona.
Semana Trágica de Barcelona.

 

Ordenaron que la cama de Enriqueta estuviera frente a las de sus tres compañeras de prisión, para que éstas la pudieran controlar en todo momento, sobre todo a la hora de dormir, por si se tapaba la cabeza con las sábanas para seccionarse las venas mordiéndose las muñecas.

 

Quince meses después de su detención, para gran tranquilidad de aquellos “caritativos” personajes que figuraban en la famosa lista, los medios de información dejaron de comentar el suceso. Ello, añadido al reciente suceso del hundimiento del trasatlántico Titanic, desvió la atención del público e influyó para que se disipara el interés por el caso y se fuera calmando la ira popular.

 

El trasatlántico Titanic.
El trasatlántico Titanic.

 

Enriqueta murió en la cárcel Reina Amalia el 12 de mayo de 1913, a la edad de 45 años.

 

Fue enterrada en una fosa común del Cementerio del Sudoeste, en la montaña de Montjuic de Barcelona.

 

Panóramica del cementerio de Montjuic.
Panóramica del cementerio de Montjuic.

 

Oficialmente se publicó que había fallecido  víctima de una larga enfermedad producida por un cáncer de útero.

 

Sin embargo, se han barajado diferentes hipótesis: desde que se suicidó en su celda, hasta que murió linchada por sus compañeras en un patio del penal o que la lincharon después de haber sido envenenada por encargo de algún individuo a quien no le convenía que Enriqueta declarara en el juicio.

 

La realidad es que se ha quedado sin descifrar uno de los capítulos más espeluznantes de la historia negra de la Barcelona profunda de principios del siglo XX.

 

El teatro ha recreado su biografía con la “La vampira del carrer Ponent o Els misteris de Barcelona” de Josep Arias Velasco y el musical “La vampira del Raval” del maestro  Albert Guinovart.

 

Cartel de "La vampira del carrer Ponent o els misteris de Barcelona"
Cartel de “La vampira del carrer Ponent o els misteris de Barcelona”

 

Cartel del musical "La vampira del Raval"
Cartel del musical “La vampira del Raval”

 

 

De la historia de Enriqueta Martí se han publicado varias novelas, entre otras: “Los diarios de Enriqueta Martí” de Pierrot;  “El misterio de la calle Poniente” de Fernando Gómez; “La mala dona” de Marc Pastor, “El caso Enriqueta Martí” de Jordi Corominas o “El cielo bajo los pies” y  “Desmontando el caso de la vampira del Raval” ambas de Elsa Plaza.

 

29-los-diarios-de-enriqueta-marti-de-pierrot

 

30-el-misterio-de-la-calle-poniente-de-fernando-gomez

 

31-la-mala-dona-de-marc-pastor

 

32-el-caso-enriqueta-marti-de-jordi-corominas

 

33-el-cielo-bajo-los-pies-de-elsa-plaza

 

34-desmontando-el-caso-de-la-vampira-del-raval-de-elsa-plaza

 

En ésta última, como su título indica, la autora trata de desmentir y desbaratar la más que discutida manipulación que pudiera haberse vertido sobre la patética leyenda negra de Enriqueta Martí i Ripollés.

 

 

La polémica está servida . . .

Anuncios

JULIO VERNE

Posted on

JULIO VERNE

DE LA CIENCIA FICCIÓN A  LA REALIDAD. . .

 

1-julio-verne 

Jules Gabriel Verne, el que habría de ser uno de los más importantes escritores de Europa y padre de la ciencia ficción, nació en Nantes, Francia, el 8 de febrero de 1828, en el seno de una familia acomodada.

 

Nantes a mediados de 1800.
Nantes a mediados de 1800.

 

Fue el mayor de los cinco hijos del matrimonio de Pierre Verne, abogado, y de Sophie Allote de la Fuÿe, hija de militares.

 

Julio Verne con sus padres.
Julio Verne con sus padres.

 

Su hermano Paul nació un año después que él y años más tarde lo harían sus tres hermanas, Anna, Mathilde y Marie.

 

Su hermano Paul.
Su hermano Paul.

 

Su hermana Anna.
Su hermana Anna.

 

Su hermana Matilde.
Su hermana Matilde.

 

Su hermana Marie.
Su hermana Marie.

 

Julio ingresó a los once años de edad en el colegio Saint Stanislas, donde destacó en griego y latín pero sobre todo en geografía.

 

Colegio Saint Stanislas en Nantes, Francia.
Colegio Saint Stanislas en Nantes, Francia.

 

La leyenda urbana afirma que se escapó de casa para enrolarse como grumete en el buque Coralie, que viajaba a la India, con la intención de ser marinero y ganar dinero para obsequiar con un collar de perlas y coral a su prima Caroline, de la que estaba prendidamente enamorado, pero que su padre lo alcanzó reintegrándolo al hogar.

 

Caroline y Marie Troncón primas de Julio Verne.

 

Víctima de un ataque de vergüenza prometió no viajar más y que sólo lo haría a través de su fantasía, aunque la realidad es que navegó constantemente a bordo de sus tres embarcaciones a las que, curiosamente, bautizó siempre con el nombre de Saint Michel, con las cuales recorrió gran parte del Atlántico.

 

La embarcación Michel III en el puerto de Sète en la Provenza.
La embarcación Michel III en el puerto de Sète en la Provenza.

 

Las fantasías y enfermizas imaginaciones literarias de Julio chocaban con los ideales de su padre, que anhelaba para su hijo la profesión de letrado, por lo que su  juventud fue una continua discusión entre ambos.  

 

Por otra parte los constantes desprecios y humillaciones de Caroline hacia su persona hundieron al joven Julio en una terrible depresión de soledad y tristeza.

 

En 1847 su prima Caroline se compromete y él se traslada a París para iniciar sus estudios de derecho, sin descuidar su gran afición por la literatura, la poesía y la ciencia.

 

Su tío Châteaubourg le introdujo en 1848 en los círculos intelectuales donde tuvo la ocasión de conocer a personalidades como Eugenio Sue, Victor Hugo y de granjearse la amistad y protección de Alejandro Dumas, autor de “El conde de Montecristo” y “Los tres mosqueteros”, quien tendría gran importancia en el futuro literario de Julio.

 

Eugenio Sue
Eugenio Sue

 

Victor Hugo
Victor Hugo

 

Alejandro Dumas
Alejandro Dumas

 

En 1850 Julio obtiene su título de letrado pero le comunica a su padre que no va a ejercer la carrera. Irritado éste por su decisión, le retira la aportación económica que le venía facilitando.

 

Julio pasó gran parte de su tiempo en las bibliotecas de París gastándose  casi todos sus ahorros en libros de astronomía y geología y con apenas dinero para alimentarse. De ahí la causa de sus desarreglos estomacales y nerviosos que le provocaron hemiplejia facial y deformaciones en el rostro.

 

Gracias a Dumas, a los 22 años de edad escribió y estrenó en Paris la comedia “Las pajas rotas”, que obtuvo una sencilla crítica. Un año más tarde publicó en revistas  y escribió obras teatrales, operetas y novelas cortas.

 

Siempre bajo los auspicios de Dumas fue nombrado secretario del Teatro Nacional de París.

 

Con la esperanza de encontrar un equilibrio sentimental el 10 de enero de 1857 se casó con Honorine de Viane, una rica viuda, con dos hijas Valentine y Suzanne, a quien había conocido un año antes.

 

Honorine de Viane
Honorine de Viane

 

La boda, en lugar de favorecerle, pronto le agobió y en cuanto pudo dejó de cumplir con sus obligaciones de esposo.

En ocasión de un viaje a Essômes junto a su esposa para visitar a la hermana de ésta, en un descuido y sin que Honorine se enterara, Julio se embarcó en otra nave hacia Escocia, obligando a su mujer a retornar en solitario a Paris.

 

Essômes, Francia.
Essômes, Francia.

 

En 1861 Julio le propuso a su esposa viajar a Escandinavia e Islandia, pero Honorine no aceptó al hallarse embarazada. No obstante él sí viajó, dejándola sola mientras daba luz al único hijo de ambos, Michel Verne, a quien conoció al regreso de su viaje.

 

Michel Verne a los 8 años.
Michel Verne a los 8 años.

 

Un tiempo más tarde Julio contactó con el fotógrafo y periodista Gaspard-Félix Nadar Tournachón, más conocido como Nadar, con quien entabló una buena amistad. En principio ambos se dedicaron a investigar la mejora que se podría realizar en los aparatos voladores.

 

Gaspard-Felix Nadar Tournachón "Nadar".
Gaspard-Felix Nadar Tournachón “Nadar”.

 

Por entonces Julio empezó a escribir el primero de sus  Viajes extraordinarios,  “Cinco semanas en globo”.

 

Cinco semanas en globo.

Nadar le presentó a Pierre-Jules Hetzel, propietario de una revista denominada Magasin d´Éducation et de Récréation, quien le publicó la primera entrega.

 

Pierre-Jules Hetzel
Pierre-Jules Hetzel

 

Debido al gran éxito de la obra, Hetzel le ofreció un contrato por veinte años, a razón de veinte mil francos anuales, una interesante cifra para la época que Verne aceptó encantado.

Poco después Julio publicó “Viaje al centro de la Tierra” y “Los hijos del capitán Grant”.

 

Viaje al centro de la Tierra.

 

Los hijos del capitán Grant.

 

Viajó con su hermano Paul a Estados Unidos, en 1863, para dar un ciclo de conferencias y  dos años después  publicó una novela en dos partes: “De la Tierra a la Luna” y “Alrededor de la Luna”. En ellas el valeroso Michel Ardán (trasposición de Nadar) es el calco de su entrañable amigo. El otro personaje, Impey Barbicane, está inspirado en el perfil de Abraham Lincoln, presidente norteamericano asesinado poco tiempo atrás.

De la Tierra a la Luna y Alrededor de la Luna.

De entre sus muchas obras destacan, además de las citadas: “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “La vuelta al mundo en 80 días”, “La isla misteriosa”, “Miguel Strogoff”, “Un capitán de 15 años”, “La esfinge de los hielos”, “Robur el Conquistador” o “El soberbio Orinoco” .                                                                                                             

 

20-veinte-mil-leguas-de-viaje-submarino       

21-la-vuelta-al-mun-do-en-80-dias

 

22-la-isla-misteriosa

 

23-miguel-strogoff

 

24-un-capitan-de-15-anos

 

25-la-esfinge-de-los-hielos

 

26-robur-el-conquistador

 

27-el-soberbio-orinoco

 

En todas sus novelas el escritor hizo siempre gala de sus dotes imaginativas, de un gran  ingenio y de una sorprendente habilidad inventiva y narrativa.

 

Julio Verne fue un precursor del mañana. Vaticinó el sumergible en “Veinte mil leguas de viaje submarino”, el helicóptero en “Robur el Conquistador”, el ascensor en “La isla misteriosa”, o el viaje de la nave espacial Apolo 8 en “De la Tierra a la Luna” y “Alrededor de la Luna”.

 

De todas las obras de Verne, obviando las series de televisión, treinta y tres han sido llevadas a la gran pantalla, desde “Viaje a la Luna” de 1902 dirigida por Georges Méliès, pasando por “Miguel Strogoff” (16 veces), “Veinte mil leguas de viaje submarino”  (9 veces), “Viaje al centro de la Tierra” (6 veces) y así hasta un total de más de cien películas.

 

El entorno familiar de Julio no le fue nunca favorable. Su infeliz matrimonio, la mala relación con su hijo Michel o la enfermedad de su sobrino Gastón fueron problemas que tuvo que afrontar durante toda su vida.

 

Julio Verne y su esposa Honorine de Viane
Julio Verne y su esposa Honorine de Viane

 

Su sobrino Gastón.
Su sobrino Gastón.

 

El hijo habido de su esposa Honorine fue desde pequeño un incorregible rebelde que tuvieron que encerrar en un reformatorio. De mayor, por decisión de su padre, estuvo internado en un centro de salud mental, del cual salió al cabo de algún tiempo.

 

Michel Verne
Michel Verne

 

Michel nunca le perdonó a su progenitor que éste lo hubiera recluido.

 

Un día, regresando a su hogar en marzo de 1886, Julio se cruzó con su sobrino Gastón, de 25 años, quien sin motivos aparentes le disparó con una pistola hiriéndole en la pierna izquierda y ocasionándole una cojera de la que jamás se recobró.

 

Aunque el suceso no salió a la luz Gastón pasó el resto de su vida privado de libertad en una institución para desequilibrados mentales.

 

En 1888 Julio fue elegido concejal del Ayuntamiento de Amiens, localidad francesa en la que residía, donde proyectó y favoreció, durante quince años, mejoras para la ciudad.

 

Amiens, Francia.
Amiens, Francia.

 

Julio Verne elegido concejal del Ayuntamiento en 1888.
Julio Verne elegido concejal del Ayuntamiento en 1888.

 

En 1892 Verne recibió la distinción de Caballero de la Legión de Honor a instancias de su gran admirador Fernando de Lesseps, el cual, en la cumbre de su carrera por la apertura del canal de Suez, había solicitado para el escritor dicho galardón.

 

Fernando de Lesseps
Fernando de Lesseps

 

Después de Karl Marx y Agatha Christie, Julio Verne ha sido el escritor más traducido del mundo.

 

Karl Marx
Karl Marx

 

Agatha Christie
Agatha Christie

 

Enfermo de diabetes desde años atrás, Julio Verne falleció en Amiens el 24 de marzo de 1905, a los 77 años de edad, en su domicilio del 44 Boulevard Longueville (hoy Boulevard de Julio Verne).

 

Julio Verne en su lecho de muerte.
Julio Verne en su lecho de muerte.

 

Casa de Julio Verne en el Boulevard Longueville.
Casa de Julio Verne en el Boulevard Longueville.

 

Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de La Madeleine, en el noroeste de Amiens. En el mausoleo, obra del escultor Albert Roze, se  simboliza a Verne resurgiendo de la tumba.

 

Tumba de Julio Verne en el cementerio de la Madeleine.
Tumba de Julio Verne en el cementerio de la Madeleine.

 

Escultura simbolizando a Julio Verne.
Escultura simbolizando a Julio Verne.

 

A la imaginación de este clarividente se deben muchos de los avances científicos que nuestra generación disfruta en la actualidad.

 

Fue un romántico soñador, un ingenioso, visionario e iluminado precursor de su época.

 

39

¡Oh, la, lá!, monsieur Jules Gabriel Verne! . . .

JUANA DE ARCO

Posted on

JUANA DE ARCO

 

1

LA DONCELLA DE ORLEANS

 

Hija de dos campesinos, Jacques d’Arc  e Isabelle Romée, la pequeña  Juana (que con el tiempo sería santa patrona de Francia) nació el 6 de enero de 1412, en el pueblecito de Domrémy, de la región francesa de La Lorena.

 

Monumento a Isabelle Romée, su madre.
Monumento a Isabelle Romée, su madre.

 

Monumento a Jacques d'Arc, su padre.
Monumento a Jacques d’Arc, su padre.

 

Casa natal de Juana en Domrémy.
Casa natal de Juana en Domrémy.

 

La infancia de Juana se desenvolvió en el campo y nunca aprendió a leer ni a escribir. Coincidió su niñez  con el conflicto por el trono galo que enfrentó al  entonces delfín Carlos VII de Francia  con Enrique VI de Inglaterra, por la reconquista de los territorios que éstos se habían apropiado después de la denominada  guerra de los Cien Años.

 

Carlos VII de Francia.
Carlos VII de Francia.

 

Enrique VI de Inglaterra.
Enrique VI de Inglaterra.

 

Cuando Juana tenía trece años aseguró haber sentido unas voces y tenido la visión de San Miguel Arcángel, Santa Catalina de Alejandría y Santa Margarita de Antioquía, en la campiña de su pueblo, los que le habían alentado  a llevar una vida piadosa y a salvar a Francia y a su rey de la dominación inglesa.

 

Juana recibiendo el mensaje del arcángel San Miguel (Eugene Thirion, 1876)
Juana recibiendo el mensaje del arcángel San Miguel (E.Thirion, 1876)

 

La muchacha contó de sus visiones y voces a sus padres y seres más cercanos. Fue tal su insistencia, que un tío suyo la acompañó ante el comandante de las fuerzas de la ciudad vecina. Ella le comentó que era portadora de un mensaje divino, por el cual aseguraba que Francia iba a sufrir, en breve, una derrota importante. El comandante no le hizo el menor caso, pero cuando poco tiempo después se cumplió la profecía de Juana, el propio comandante le envió una compañía de militares para que se presentara ante el rey.  

 

 Juana, ataviada con prendas masculinas, se desplazó hasta Chinon, donde se hallaba la corte de Carlos VII.

 

Chinon
Chinon

 

El futuro rey, disfrazado de lugareño, se mezcló entre los asistentes, poniendo en su lugar a otra persona. Sin embargo, las voces divinas guiaron a la joven aldeana por todo el salón, hasta situarse ante el verdadero delfín camuflado.

 

Le  confesó sus iluminaciones y le persuadió de que ella, en nombre de Dios  y de Francia, desterraría a las fuerzas inglesas del país. Éste, entre sorprendido, desconfiado y perplejo,  decidió confiarle a Juana, con tan sólo 17 años de edad, la capitanía de un ejército de diez mil hombres.

 

 Siguiendo las instrucciones de sus voces, ataviada con uniforme masculino de armadura blanca y portando una bandera blanca con los nombres de Jesús y María, Juana logró vencer a los ingleses y liberar el asedio de Orleans, el 8 de mayo de 1429.

 

Juana liberando Orleans.
Juana liberando Orleans.

 

Prosiguió con una sucesión de cruzadas triunfadoras que le proporcionaron al delfín Carlos su coronación en Reims el 17 de julio de 1429.

 

Coronación de Carlos VII de Francia.
Coronación de Carlos VII de Francia.

 

A partir de ahí, Juana ya no volvió a escuchar las voces internas que siempre le habían acompañado. Solicitó aprobación para regresar con su familia, pero fue tanto el tesón de sus superiores que optó por quedarse.

 

De ser una heroína nacional, por sus hazañas, pasó a ser envidiada y ninguneada por los consejeros de la corte  e incluso por el propio rey, quienes iniciaron una campaña mezquina, temerosos de que la figura de la heroína de Orleans se convirtiera en un personaje importante y les ensombreciera.

 

Un año después Juana se lanzó a la conquista de Paris, que se hallaba en poder del enemigo y de sus aliados borgoñones, pero el monarca,  sumido en celos hacia la doncella al igual que sus consejeros,  le retiró parte de los efectivos de su ejército, motivando su descalabro.

 

Tras el fracaso de su invasión fue herida y aprisionada por los borgoñones, quienes la vendieron a los ingleses por mil monedas de oro. Éstos estaban muy interesados en la captura de Juana a causa de todas las derrotas que les había infligido. La trasladaron a Ruán, donde fue encarcelada y juzgada por una corte religiosa. Por sus comentarios sobre apariciones y voces divinas la acusaron  de sacrílega, de hechicera, de bruja y de de vestir como un hombre. Fue sentenciada a morir quemada viva.

 

Torre del castillo donde estuvo encarcelada.
Torreón del castillo donde estuvo encarcelada.

 

Desoyendo  las peticiones de una parte de la corte, el rey Carlos VII no pudo (aunque hay quienes aseguraron que no quiso) hacer nada por quien le había ayudado a ascender al trono de su país.

 

Juana jamás se retractó ante los jueces de la Inquisición que la condenaron en un proceso totalmente injusto. Siempre les manifestó que ella se había limitado a cumplir con los designios de Dios.

 

Pidió hablar con el Papa pero su solicitud jamás le fue transmitida al Pontífice.

 

El 30 de mayo de 1431, en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, Juana, acusada de hereje, fue amarrada a un madero y abrasada lentamente en una gran hoguera ante la complacida mirada de una muchedumbre que le gritaba “bruja”.

 

La Doncella de Orleans murió rezando ante un crucifijo que un religioso le sostuvo ante el rostro. Tenía 19 años.

 

Juana en la hoguera.
Juana en la hoguera.

 

Algunas de las personas que asistieron a la macabra representación exclamaron: “Hemos quemado a una santa”.

 

Sus cenizas fueron arrojadas al río Sena.

 

Después de 25 años, Calixto III, a petición de Carlos VII, revisó su proceso declarándola inocente y mártir . . . ¡Demasiado tarde! 

 

Calixto III
Calixto III

 

Fue beatificada por Pío X el 18 de abril de 1909, en la Catedral de Notre Dame de Paris.

 

Benedicto XV
Pio X

 

El Papa Benedicto XV la canonizó como santa el 16 de mayo de 1920 y Francia la declaró su patrona.

 

Benedicto XV
Benedicto XV

 

Existen varios monumentos que honran la memoria de Santa Juana de Arco, sobre todo en Francia.

 

Monumento a Juana de Arco en la place des Pyramides de Paris.
Monumento a Juana de Arco en la place des Pyramides de Paris.

 

Estatua de Juana de Arco en Orleans.
Estatua de Juana de Arco en Orleans.

 

También el cine ha recreado, en varias versiones, la vida de la santa.

 

Cartel de la película de 1948
Cartel de la película de 1948

 

Una de las más famosas, sin duda, fue la de 1948 dirigida por Victor Fleming e interpretada por la actriz sueca Ingrid Bergman en el papel de Juana de Arco.

 

La festividad de Santa Juana de Arco se conmemora el 30 de mayo, día del aniversario de su muerte.

CUENTO DE NAVIDAD

Posted on

CUENTO DE NAVIDAD

A Ramón

 

Charles Dickens (1812-1870)
Charles Dickens (1812-1870)

 

El británico Charles Dickens escribió en 1843 un cuento basado en la Navidad cuyo título original fue A Christmas Carol (Villancico de Navidad).

 

Primera edición de la novela en 1843.
Primera edición de la novela en 1843.

 

En él,  Dickens narra la historia del empresario Ebenezer Scrooge, un antipático y mezquino personaje de afilada nariz y enrojecidos ojos, que transforma su miserable conducta durante un gélido día de Navidad.

 

Ebenezer Scrooge
Ebenezer Scrooge

 

Se trata de un cuento navideño ideal para inculcar en los niños los valores de la cortesía y la amabilidad.

 

 4

 

Por mi parte voy a tratar de resumir esta maravilla de la literatura de la forma más escueta posible.

 

El relato arranca siete años más tarde del fallecimiento de Jacob Marley, socio  del usurero y tacaño anciano Scrooge.

 

Hasta tal punto llegaba su avaricia que habitaba en una mansión tan mísera, desangelada y tenebrosa como él. Repudiaba la Navidad, sentía desprecio por los niños y por la gente pobre. Vivía sin amigos y nunca se preocupó por los demás. Lo primordial para él  eran su negocio y los beneficios.

 

Mientras el día de Nochebuena la gente invadía las tiendas buscando regalos y preparando la tradicional cena, el avaro Scrooge permanecía impávido en su negocio, controlando a su empleado Bob Cratchit hasta el último momento de la jornada.

 

Bob Cratchit
Bob Cratchit

 

Incluso cuando ese día su sobrino Fred  se acercó hasta él para felicitarle las fiestas e invitarle a pasar la noche de Navidad con su familia, Scrooge rehusó con desprecio el ofrecimiento diciéndole que eso eran engañifas que se habían inventado los comerciantes para vender.

 

Su sobrino Fred.
Su sobrino Fred.

 

Por la noche, Scrooge se retiró a su casa para descansar. Se dirigió a su habitación, se colocó su camisón y el gorro de dormir. Una vez en la cama se le apareció el fantasma de su difunto socio Jacob Marley, quien, como castigo  por los actos de tacañería y lucro cometidos durante su vida, había sido sentenciado a vagar eternamente, acarreando una larga y agotadora cadena.

 

 

Fantasma de Jacob Marley.
Fantasma de Jacob Marley.

 

El fantasma le comentó a Scrooge que a él también le estaban preparando una pesada cadena, que iba aumentando gradualmente con cada una de sus perversidades. Añadió que, en las próximas noches, recibiría la visita de tres espíritus  que le ayudarían  a no tener que soportar, a su muerte, ese castigo.

 

En la primera noche Scrooge recibió el “espíritu de las navidades pasadas”. Era un anciano de cabellos largos y blancos y de cara aniñada. Éste le llevó a recorrer los lugares de su niñez, recordando pasadas navidades, cuando trabajaba como aprendiz en una tienda y era más bondadoso y cordial con la gente. Rememoró su solitaria infancia con su hermana Fan, a quien él adoraba, y una antigua fiesta de Navidad con su empresario, señor Fezziwig, quien apreciaba a Scrooge como a un hijo. Revivió escenas con su antigua novia Belle, quien le dejó y se casó con otro cuando se percató de que a él le interesaban más su profesión y el dinero que  su amor por ella.

 

Espíritu de las navidades pasadas.
Espíritu de las navidades pasadas.

 

El señor Fezzwig.
El señor Fezzwig.

 

Su antigua novia Belle.
Su antigua novia Belle.

 

Un gigante con una antorcha deslumbrante se le presentó la segunda noche, era el “espíritu de las navidades presentes”. Ambos se  trasladaron a diversos lugares con tiendas repletas de gente alegre comprando regalos y alimentos para celebrar las fiestas. El “espíritu” llevó a Scrooge hasta la casa de su empleado Bob Cratchit donde se encontraba feliz festejando la Navidad con su familia, a pesar de ser pobre y de tener a su hijo Tim muy enfermo. Finalmente visitaron la casa de su sobrino Fred donde se encontraba alegre cenando con su familia y amigos, acordándose con tristeza de su tío Scrooge.

 

Espíritu de las navidades presentes.
Espíritu de las navidades presentes.

 

Su empleado Bob Cratchit celebrando con su familia la Navidad.
Su empleado Bob Cratchit celebrando con su familia la Navidad.

 

La tercera noche le visitó el “espíritu de las navidades futuras”, un sombrío personaje encapuchado que no pronunciaba palabra alguna y que únicamente le mostraba a Scrooge las escenas de la próxima Navidad. Tim, el hijo de Bob Cratchit, había fallecido al no poder costear su familia la medicación debido al miserable sueldo que Scrooge pagaba a su empleado. Al poco rato observó cómo algunos corrillos de gente comentaban sobre la muerte de un hombre. Más allá, unas personas se dedicaban a robar y vender las pertenencias del fallecido que todavía permanecía en la cama. Poco más tarde, ambos,  se desplazaron hasta el cementerio y allí “el espíritu” le señaló la tumba del cadáver. Scrooge descubrió con pánico que el nombre que figuraba en la lápida era el suyo y que, naturalmente, el cadáver del que estaba hablando la gente era él mismo. Arrepentido le imploró sollozando al “espíritu” que borrara el nombre que figuraba en la lápida prometiéndole que cambiaría su conducta a partir de ahora.

 

Espíritu de las navidades futuras.
Espíritu de las navidades futuras.

 

 Tim, hijo de Bob Cratchit.
Tim, hijo de Bob Cratchit.

 

Scrooge arrepentido implorando perdón.
Scrooge arrepentido implorando perdón.

 

Cuando, sobresaltado, Scrooge se despertó en la cama de su habitación comprobó que ese día era Navidad y que  la visita de los “espíritus” había sido sólo una pesadilla.

 

Un sueño que le convirtió, a partir de aquel momento, en un hombre alegre, bueno y generoso que también quiso celebrar la Navidad.

 

Encargó un gran pavo y lo envió de forma anónima a casa de su empleado Bob Cratchit. Se vistió elegantemente y se presentó en la casa de su sobrino Fred diciéndole que había aceptado su amable invitación.

 

Al día siguiente le aumentó muy generosamente el sueldo a Cratchit y desde entonces colaboró desinteresadamente en los gastos de la enfermedad del pequeño Tim, hasta el punto de convertirse en su segundo padre.

 

Scrooge con el pequeño Tim.
Scrooge con el pequeño Tim.

 

Scrooge se transformó para siempre en la máxima expresión del sentimiento navideño.

 

 

Sobre “Cuento de Navidad” se han realizado diversas obras de teatro y películas.

 

Charles Dickens termina su novela corta con una frase del hijo de su empleado Bob Cratchit, el pequeño Tim: “¡Qué Dios nos bendiga a todos”!

 

Y este humilde autor añade:

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

¡Paz y felicidad en la tierra a todos los hombres y mujeres de buena voluntad! . . .

 

 ¡Feliz Navidad 2016!

 

Quiero dedicar este relato a la memoria de mi querido hermano Ramón, un hombre bueno, pacífico y conciliador que nos dejó el pasado dos de noviembre coincidiendo con el Día de los Fieles Difuntos.

 

17-in-memoriam

 

Mi hermano Ramón fue un amante de la Navidad. Recuerdo la  ilusión con que preparaba cada año por estas fechas, de forma totalmente manual y diferente, el tradicional pesebre. Una pequeña obra artesanal de la que presumía ante su familia y amigos. 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En su honor, la música de Ennio Morricone que tanto le gustaba, el tema de la película “Cinema Paradiso”.

 

Hermano, donde estés, descansa en paz . . .

WALT DISNEY

Posted on

WALT DISNEY

El mago del cine de animación . . .

 

Walt Disney
Walt Disney

Este relato pretende acercarnos, en una breve pincelada,  a la obra del más importante productor, guionista y creador de dibujos animados del siglo XX.

 

Hijo de Elias y Flora Call Disney, Walter Elias Disney (creador de personajes tan populares como Mickey Mouse o el Pato Donald) nació en Chicago, Illinois,  el 5 de diciembre de 1901, aunque una leyenda urbana afirma que era un emigrante español que llegó a Estados Unidos y más tarde falsificó su nacionalidad por miedo a prejuicios. Fue el cuarto de cinco hermanos.

 

Elias y Flora Call Disney.
Sus padres Elias y Flora Call Disney.

 

 Walt Disney bebé.
Walt Disney bebé.

Su afición por el dibujo se inició en Marceline, Missouri, donde la familia se trasladó en 1906. Un médico jubilado, de nombre “Doc” Sherwood, le daba un dinerillo por dibujar a su caballo Rupert.

 

Con su madre Flora y su hermana Ruth en Marceline, Missouri.
Con su madre Flora y su hermana Ruth en Marceline, Missouri.

Con 16 años abandonó la escuela para alistarse en el ejército en el curso de la Primera Guerra Mundial. Debido a su corta edad no fue admitido, pero un año después de terminar la contienda se las ingenió para acceder, en la Cruz Roja de Francia, como conductor de ambulancias.

 

Walt Disney junto a la ambulancia que decoró y condujo.
Walt Disney junto a la ambulancia que decoró y condujo.

Posteriormente y durante algún tiempo cursó estudios en academias de arte de Chicago y Kansas City, Missouri, donde se ejercitó en las técnicas y habilidades del dibujo.

 

Después de una gran andadura por diferentes estudios, negocios y sociedades  frustradas, Disney recaló en Hollywood junto a su hermano Roy O. Disney, ocho años mayor que él, quien se convirtió en su partícipe y colaborador.

 

Walt Disney con su hermano Roy.
Walt Disney con su hermano Roy.

En 1923 empezó a producir dibujos animados, creando una humilde empresa llamada Disney Brothers Studio, que con el tiempo se transformaría en la poderosa Walt Disney Productions.

 

Con sus empleados en el Disney Brothers Studio. La chica Lillian Bounds se convIrtió más tarde en su esposa.
Con sus empleados en el Disney Brothers Studio. La chica Lillian Bounds se convIrtió más tarde en su esposa.

Para la Universal Pictures, entre 1926 y 1928 efectuó la serie de dibujos “Oswald, el conejo afortunado”. Constituyó un éxito súbito e inesperado.

 

" Oswald, el conejo afortunado".
” Oswald, el conejo afortunado”.

Coincidiendo con la aparición del cine sonoro, Disney creó y produjo  en 1928 “Steamboat Willie” (Willie, el barco de vapor) con la presencia de su primer personaje mundialmente famoso. Nada más y nada menos que Mickey Mouse, al que en principio bautizó como Mortimer.

 

"Steamboat Willie" (Willie, el barco de vapor).
“Steamboat Willie” (Willie, el barco de vapor).

A Lillian Bounds, esposa de Disney, le pareció que el nombre Mortimer sonaba excesivamente ostentoso así que le sugirió a su marido sustituirlo por el de Mickey.

 

Curiosamente,  Mortimer se denominó al ratón que en capítulos  siguientes sería el rival de Mickey.

 

Mortimer
Mortimer

Mickey Mouse se convirtió en un personaje que, al igual que todos los posteriores creados por Disney, poseía atractivo, seducción, humanidad y una gran sensibilidad. Desde el principio atrajeron al gran público que asistió a su estreno en Broadway, el 18 de noviembre de ese mismo año.

 

Mickey Mouse
Mickey Mouse

Algo que mucha gente ignora es que Disney le puso voz a Mickey desde 1928 hasta 1947.

 

Como anécdota conviene citar que, según se publicó en algunos  sondeos estadounidenses de la época, Mickey se convirtió en el icono más conocido del mundo.

 

Mickey Mouse
Mickey Mouse

Alrededor de Mickey poco a poco fueron surgiendo  nuevos personajes, dotados de gran sensibilidad, tiernos, dulces y muy cercanos, que llegaron al corazón de los espectadores y  desarrollaron  la imaginación tanto  de niños como de adultos.

 

Algunos de ellos compitieron con Mickey a finales de 1930, como por ejemplo Minnie, compañera de éste, a quien por imposición de la censura de la época se la obligó a llevar falda.

 

Minnie Mouse
Minnie Mouse

Más tarde, hacia 1934, también lo harían Pluto, Goofy, o Donald con sus tres sobrinos y su tío.

 

Pluto
Pluto

 

Goofy
Goofy

 

Pato Donald
Pato Donald

 

Los sobrinos de Donald, Juanito, Jorgito y Jaimito, con el tío Gilito
Los sobrinos de Donald, Juanito, Jorgito y Jaimito, con el tío Gilito

Disney produjo y estrenó en 1929 “The Skeleton Dance” (La danza del esqueleto) de la serie de cortometrajes musicales denominada  “Silly Symphonies” (Sinfonias tontas).

 

Una secuencia de La danza del esqueleto.
Una secuencia de “La danza del esqueleto”.

 

Sinfonías tontas.
“Sinfonías tontas”.

De la misma serie, estrenó en 1932 “Flowers and Trees” (Flores y árboles),  a la que incorporó el color, consiguiendo un Óscar al mejor cortometraje de animación.

 

 Flores y árboles.
Walt Disney con su Óscar por “Flores y árboles”.

Los variados cortos que integraban esta realización le sirvieron a Disney para experimentar sobre el technicolor.

 

En mayo de 1933 estrenó “Los tres cerditos”, número treinta y seis de “Sinfonías tontas”. El éxito fue tan grandioso como imprevisto. Su popular canción ¿Quién teme al lobo feroz? se trasformó en un cántico de confianza para la Norteamérica que se resistía a ser engullida por la Gran Depresión.

 

En 1937 Disney realizó “Blancanieves y los siete enanitos”, el primer largometraje de dibujos animados en lengua inglesa que utilizó el technicolor. Fue distribuído por RKO  en 1938 y alcanzó el mayor éxito taquillero del momento.

 

 Blancanieves y los siete enanitos.
“Blancanieves y los siete enanitos”.

Sus ocho millones de dólares de beneficios le permitieron a Disney construir unos nuevos estudios inaugurados en diciembre de 1939 en Burbank, California.

 

Disney Studios en Burbank, California.
Disney Studios en Burbank, California.

A continuación, en 1940 llegaron “Pinocho”y “Fantasía”. Ésta última era un desafío muy audaz, pues consistía en ensamblar dibujos animados con música de Stravinski, Beethoven y Bach, entre otros. El resultado fue económicamente negativo.

 

Pinocho
“Pinocho”

 

Fantasía
“Fantasía”

Con la arribada de la Segunda Guerra Mundial la novedad y curiosidad  preliminares que habían despertado la obra de Disney fueron disminuyendo. El fracaso imprevisto de “Pinocho” y, sobre todo, de “Fantasía” le hicieron dudar sobre la continuidad de la producción de largos metrajes.

 

No obstante, los dos éxitos consecutivos de “Dumbo”, en 1941, y “Bambi”, en 1942, le resarcieron de las pérdidas  anteriores y le animaron a seguir.

 

"Dumbo"
“Dumbo”

 

"Bambi"
“Bambi”

Los estudios Disney prosiguieron realizando filmes (algunos después de  la muerte de Disney) tales como “La Cenicienta”,  “Alicia en el país de las maravillas”, “Peter Pan”, “La bella durmiente” , “Merlin el encantador”, “Aladdin”, “Pocahontas”, “101 dálmatas”, “La bella y la bestia”, “El rey León” “Toy Story”, “El jorobado de Notre Dame”, “Mulan”, “Bichos”, “Tarzán” y muchos más.

 

"101 dálmatas"
“101 dálmatas”

 

 La bella y la bestia.
“La bella y la bestia”.

 

"El Rey León"
“El Rey León”

Algunos fueron compartidos con intérpretes profesionales como en “La isla del tesoro”, “Mary Poppins”, “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “Un sabio en las nubes”, o “El extraño caso de Wilby”, entre otros.

 

 "La isla del tesoro".
“La isla del tesoro”.

 

Una escena de "Mary Poppins" con Julie Andrews y Dick Van Dyke.
Una escena de “Mary Poppins” con Julie Andrews y Dick Van Dyke.

 

"20.000 Leguas de viaje submarino".
“20.000 Leguas de viaje submarino”.

Con motivo de un viaje de Disney a Sudamérica surgieron varias películas dirigidas sobre todo al mercado latinoamericano en la que se fusionaron actores reales con dibujos animados, como por ejemplo, “Saludos amigos” de 1943  y “Los tres caballeros” de 1945.

 

 Donald y José Carioca en una escena de "Saludos amigos".
Donald y José Carioca en una escena de “Saludos amigos”.

 

" Los tres caballeros" con Panchito, Donald y José Carioca.
” Los tres caballeros” con Panchito, Donald y José Carioca.

También experimentó con la producción y realización de documentales como “El desierto viviente”, por el que obtuvo un premio Oscar en 1953, o “El secreto de la vida”.

 

"El desierto viviente".
“El desierto viviente”.

Para la televisión produjo “El club Mickey”, “Davy Crockett” y “El maravilloso  mundo de Disney”.

 

 "Davy Crockett"
“Davy Crockett”

 

Algunas de sus producciones, como “Blancanieves y los siete enanitos”, “Pinocho”  o “101 dálmatas” entre otras, fueron interpretadas en la pantalla por actores de carne y hueso.

 

"101 dálmatas" interpretado por la actriz Glenn Close.
“101 dálmatas” interpretado por la actriz Glenn Close.

Existe una leyenda negra en la vida de Disney que lo sitúa como agente secreto del FBI, durante la década de 1950, y como autor de delaciones sobre actores sospechosos de prácticas marxistas, sindicalistas o anarquistas en Hollywood, pero esto es algo que el autor  prefiere ignorar, ya que este relato pretende ceñirse simplemente a la obra del gran creador de ilusiones, obviando sus inclinaciones políticas.

 

La Walt Disney Productions fue, desde los años 1950-1960, una de las más importantes industrias cinematográficas, dedicándose al propio tiempo a la publicación y difusión de cómics así como de todo tipo de literatura infantil, en la que destacaban  el perro Pluto y el pato Donald.

 

Literatura infantil.
Literatura infantil.

Al parecer, Walt Disney no fue un dibujante brillante, de hecho algunos aseguran que desde 1929 no volvió a coger un lápiz. Sin embargo hay que reconocer que supo seleccionar y rodearse de un magnífico equipo de profesionales para crear un gran imperio: Walt Disney Productions.

 

Walt Disney Productions
Walt Disney Productions

En 1955 se inauguró el gran parque temático de Disneylandia en Anaheim, California. En 1971 (con Disney ya fallecido) la empresa repitió experiencia con Disneyworld en Orlando. En 1983 abrió sus puertas en Japón el Tokio Disneyland y en 1992 Eurodisney se estableció en París, Francia.   

 

 El castillo de La bella durmiente en Disneyland, Paris.
El castillo de La bella durmiente en Disneyland, Paris.

El padre de los dibujos animados falleció sin llegar a ver terminado el filme “El libro de la selva” de 1967, la segunda película más taquillera desde “Blancanieves y los siete enanitos”.

 

"El libro de la selva".
“El libro de la selva”.

Walt  Disney ha sido la persona  que más premios Oscars ha obtenido. De un total de 59 nominaciones recibió 22 premios de la Academia y cuatro honoríficos. También fue distinguido con siete Premios Emmy.

 

Algunos de los premios conseguidos por Walt Disney.
Algunos de los premios conseguidos por Walt Disney.

El instante más bello y emotivo que vivió Disney fue cuando se le concedió un Oscar honorífico con otras siete réplicas en miniatura por su creación de “Blancanieves  y los siete enanitos”.

 

Adicto al alcohol y fumador implacable, Walt Disney falleció el 15 de diciembre de 1966 en Burbank, California, a los 65 años de edad, víctima de un cáncer en el pulmón izquierdo que le habían diagnosticado desde hacía tiempo. Su cadáver fue incinerado y enterrado en el panteón de sus familiares, en el cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale de Los Ángeles, California.

 

Cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale.
Cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale.

 

 Panteón familiar.
Panteón familiar.

Estuvo casado con su empleada Lillian Bounds, a la que Disney contrató en 1925 para colorear el celuloide. Fue padre de dos hijas, Diane Marie y Sharon Mae (adoptada) y abuelo de diez nietos.

 

El matrimonio Disney con su hija Diane.
El matrimonio Disney con su hija Diane.

 

Disney con su esposa y sus dos hijas en Paris.
Disney con su esposa y sus dos hijas en Paris.

El próximo 15 de diciembre se cumplirán 50 años de la muerte del más famoso creador de ilusiones para niños y adultos.

 

Walt Disney en su última etapa.
Walt Disney en su última etapa.

Hay quien afirma que Disney dejó a su muerte una industria  con un gran potencial económico pero, en contra de la creencia general, huérfana de profesionales innovadores capacitados para renovar su estilo, ya un poco repetitivo en el tiempo.

 

El autor de este relato que, como todos los niños y adultos del mundo, creció y maduró con las enseñanzas  didácticas de los personajes de este gran pionero mago de la animación, no podría terminar esta narración sin un sincero pero sentido homenaje a la memoria del artista.

 

En el 50º aniversario de la desaparición de este gran genio, sus personajes tambien se suman a este merecido homenaje..
En el 50º aniversario de la desaparición de este gran genio, sus personajes y el humilde autor de este relato también han querido sumarse a este merecido homenaje..

Walter Elias Disney, muchas gracias por todas las horas mágicas de ilusión que nos has regalado. . .

 

CARMEN AMAYA AMAYA

Posted on

CARMEN AMAYA 

 El Torbellino Gitano . . .

 

Carmen Amaya Amaya
Carmen Amaya

 

La que sería una de las grandes leyendas del baile flamenco  llegó al mundo el 2 de noviembre de 1913, en Barcelona. Concretamente, en el Somorrostro, un mísero campamento de barracas de madera lleno de goteras, ubicado a orillas del mar en la zona norte del popular barrio de la Barceloneta.

 

Somorrostro.
El desaparecido Somorrostro.

Fue la segunda de once hermanos y sus padres, de etnia gitana, fueron el guitarrista José  Amaya, apodado  “El Chino”, un esquilador de ovejas de origen mallorquín, y Micaela Amaya Moreno, una gran bailaora de zambras y farrucas pero que solo lo hacía para los suyos.

 

Sus padres, Mikaela Amaya y José Amaya "El chino".
Sus padres, Micaela Amaya y José Amaya “El chino”.

Su academia fue su entorno familiar y su escuela las chabolas y la calle, donde cantaba y bailaba descalza para aportar unas monedas a la familia.

 

Ya desde muy pequeña la gitanilla catalana destacó  por su desparpajo, mostrándose muy altiva y resuelta. Tanto era  así que se la conocía como  “La Capitana del Somorrostro”.

 

 Con sólo seis años debutó junto a su padre en el restaurante barcelonés 7 Portes  y por míseros bares y garitos del barrio chino barcelonés.

 

Carmen de niña.
Carmen de niña.

 

Restaurante 7 Portes (7 Puertas)
Restaurante 7 Portes (7 Puertas)

 

El estilo y la forma especial de bailar de la chiquilla no pasaron  desapercibidos para los descubridores de jóvenes talentos, por lo que muy pronto Carmen se vio actuando, a su corta edad, en los grandes escenarios de Madrid, junto a figuras de la talla de Raquel Meller, Conchita Piquer, Carlos Montoya o Miguel de Molina.

 

Raquel Meller
Raquel Meller

 

Conchita Piquer
Conchita Piquer

 

Carlos Montoya
Carlos Montoya

 

Miguel de Molina
Miguel de Molina

Aunque todo el mundo la conoció por su faceta de bailaora lo cierto es que, al parecer, también cantaba muy bien.

 

La fama de esa mujer menuda, toda ímpetu y energía, se expandió por España, llegando a trabajar en los tablaos flamencos más importantes y en los mejores escenarios.

 

Carmen fue la primera mujer bailaora de flamenco que lo hizo con pantalones.

 

9

Con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, de 1929, el rey Alfonso XIII visitó la ciudad condal. Unas gitanas iban a bailar para el monarca y eligieron a Carmen para hacer la presentación. Previamente le habían insistido que al rey había que tratarlo de “Majestad”, pero con su habitual gracejo Carmen, dirigiéndose a Alfonso XIII, le dijo: “Va por usté, señor rey”.

 

Exposición Internacional de Barcelona (1929)
Exposición Internacional de Barcelona (1929)

 

Los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia en la Inauguración de La Exposición Internacional de Barcelona
Los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia en la inauguración de la Exposición Internacional de Barcelona.

 

Entre el público asistente a la Exposición había gran afluencia de extranjeros que la vieron bailar. Pronto corrió la voz por toda Europa que, en un tablao de Barcelona, bailaba una escuchimizada gitanilla que era un verdadero fenómeno.

 

De ella  se destacó su gran generosidad. Su familia siempre viajó con ella y el dinero que ganaba lo compartía con todos.

 

El abuelo de Carmen Amaya y su tía Juana.
El abuelo de Carmen Amaya y su tía Juana.

 

Carmen fue contratada para protagonizar las películas La hija de Juan Simón y María de la O, donde demostró el gran arte que llevaba dentro.

 

Cartel de La hija de Juan Simón 1935)
Cartel de la película La hija de Juan Simón (1935)

 

Cartel de Maria de la O (1936)
Cartel de la película Maria de la O (1936)

Posteriormente  inició una gira por toda España encabezando su propia compañía. Actuando en el Teatro Zorrilla de Valladolid la sorprendió  la Guerra Civil Española, motivo por el cual la compañía tuvo que viajar al extranjero.

 

Teatro Zorrilla de Valladolid.
Teatro Zorrilla de Valladolid.

Paseó el arte de su baile por todo el mundo y, desde finales de 1936 hasta 1940, actuó en los principales teatros de Lisboa, Londres, París, Nueva York, Buenos Aires  y toda América latina.

 

Carmen Amaya en 1940.
Carmen Amaya en 1940.

 

14-2
Carteles de sus actuaciones en el extranjero.

Trabajando junto a Ramón Montoya y el guitarrista Sabicas en el Teatro Maravillas de Buenos Aires, en el segundo día de su actuación tuvo que intervenir la fuerza pública para mantener el orden en las taquillas del local, ya que las entradas habían llegado a venderse con dos meses de antelación.

 

Ramón Montoya
Ramón Montoya

 

16
Sabicas

El espectáculo  Las maravillas del Maravilla  duró más de  un año, que se prorrogó nuevamente después de una gira de cuatro meses por el interior de Argentina.

 

Teatro Maravilllas, Buenos Aires, Argentina.
Teatro Maravilllas de Buenos Aires, Argentina.

Durante esa época incorporó a su equipo a algunos miembros de su familia y, en la ciudad porteña, realizó películas junto a Miguel de Molina.

 

 Con su padre y su hermano Paco.
Con su padre y su hermano Paco.

 

 Miguel de Molina
Miguel de Molina.

En 1941 actuó junto a Antonio Triana y Sabicas en el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York y, algo después, en el Radio City.

 

Antonio Triana
Antonio Triana.

 

Carmen y Sabicas
Carmen y Sabicas.

 

Carnegie Hall de Nueva York.
Carnegie Hall de Nueva York.

 

Radio City
Radio City de Nueva York.

Cabe resaltar como anécdota que, paseando por la “Gran Manzana”, encontró una pescadería. Compró varios kilos de sardinas para toda su familia y ordenó que las asaran en la Suite Imperial del hotel  Waldorf Astoria donde se hospedaba, el más caro de la ciudad. El humo y el olor insoportable alarmaron a la distinguida clientela y además se quemaron un par de mesas cuyo valor ascendía a más de 1000 dólares de aquellos tiempos.

 

Hotel Waldorf Astoria de Nueva York
Hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

La  bailaora catalana figuró en la portada de las más prestigiosas revistas del momento y, en 1942, interpretó ante veinte mil personas, en el Hollywood Bowl, una versión de El amor brujo de Manuel de Falla.

 

 Hollywood Bowl.
Hollywood Bowl.

Según  cuentan, en 1943 se negó a cobrar durante una actuación  en la Casa Blanca ante Franklin D. Roosevelt, entonces presidente de los Estados Unidos.  Éste  la obsequió con una chaqueta con incrustaciones de oro y brillantes. Carmen la cortó en 30 trozos y los distribuyó entre los músicos, palmeros y bailarines del escenario.

 

Franklin D. Roosevelt.
Franklin D. Roosevelt.

 

Con la chaquetilla que le regaló el presidente Roosevelt, junto a sus hermanas Leo y Antonia.
Carmen con la chaquetilla que le regaló el presidente Roosevelt, junto a sus hermanas Leo y Antonia.

 

Recibió los mayores elogios por parte de personalidades del arte tan importantes como Toscanini, Leeopoldo Stokowski, Charlie Chaplin , Greta Garbo, Marlon Brando o el mismísimo Orson Welles, quien la definió como “la mejor bailarina del mundo”.

 

Con Marlon Brando.
Con el actor Marlon Brando.

 

Carmen Amaya y Orson Welles
Carmen Amaya y Orson Welles.

En una entrevista que le hicieron en  Buenos Aires Carmen declaró: “Me dejo llevar por la música, bailo lo que me va saliendo; sé cómo empezar y cómo terminar, pero entre medio no sé lo que sucede”.

 

Concha Piquer, Pepe Marchena y Carmen Amaya en Buenos Aires (1945)
Concha Piquer, Pepe Marchena y Carmen Amaya en Buenos Aires (1945).

La fama de Carmen se extendió por todo el mundo y cuando en 1947 regresó a España para actuar en el Teatro Madrid con el espectáculo Embrujo Español , lo hizo convertida en la gran figura del baile flamenco.

 

En 1948 viajó a Londres para trabajar en el Princess Theatre, donde obtuvo un éxito sin precedentes.

 

Carmen rezando en el camerino del Princess Theatre de Londres (1948)
Carmen rezando en el camerino del Princess Theatre de Londres (1948).

Volvió de nuevo a Argentina en 1950,  donde actuó por todo el país cosechando grandes éxitos.

 

Después de bailar en diversas ciudades europeas, en 1951 se presentó en el teatro Tívoli de Barcelona, donde fue recibida de forma apoteósica.

 

Teatro Tívoli de Barcelona.
Teatro Tívoli de Barcelona.

El 19 de octubre de ese mismo año Carmen se casó, en la iglesia de Santa Mónica de Las Ramblas de Barcelona, con Juan Antonio Agüero, un guitarrista santanderino que, un año antes, se había incorporado a la compañía en su tournée por tierras francesas. 

 

Carmen con Juan Antonio Agüero.
Carmen con Juan Antonio Agüero.

 

El día de su boda con Juan Antonio Agüero en la iglesia de Santa Mónica de Barcelona.
El día de su boda con Juan Antonio Agüero en la iglesia de Santa Mónica de Barcelona.

En 1959 alcanzó un gran triunfo en el Westminster Theatre de Londres, llegando a aparecer en la prensa británica fotografiada  junto a la reina, con el párrafo siguiente: “Dos reinas frente a frente”.

 

Westminster Theatre de Londres.
Westminster Theatre de Londres.

 

En un camerino.
En el camerino.

Por esas fechas asistió en su antiguo  barrio del Somorrostro de Barcelona a la inauguración de un monumento en su honor, “La fuente de Carmen Amaya”.

 

31-2
Carmen Amaya en la inauguración de la fuente que lleva su nombre.

 

 Fuente de Carmen Amaya.
Fuente de Carmen Amaya.

Hoy también existe una calle con el nombre de la artista en la pared posterior del cementerio del barrio que la vio nacer.

 

 Calle de Carmen Amaya (antiguamente camí de rere cementiri) camino de detrás del cementerio.
Calle de Carmen Amaya, antiguamente Camí de Rere Cementiri,  (camino de detrás del cementerio).

 Desde 1929 hasta 1963 Carmen rodó cerca de veinte cortometrajes y películas, algunos de ellos en el extranjero.

 

Cartel de Sueños de gloria (1945)
Cartel de la película Sueños de gloria (1945).

 

 Cartel de Los amores de un torero (1945)
Cartel de la película Los amores de un torero (1945).

 

Cartel de Dringue, Castrito y la Lámpara de Aladino (1954)
Cartel de la película Dringue, Castrito y la Lámpara de Aladino (1954).

 

Cartel de Música en la noche (1955)
Cartel de la película Música en la noche (1955).

 

 

El director cinematográfico Francisco Rovira Beleta la dirigió en 1963 en la que sería su última película, Los Tarantos,  de gran éxito internacional y nominada  al Oscar a la Mejor Película Extranjera de 1963. Desgraciadamente, la “Capitana del Somorrostro” no llegó a ver la película terminada.

 

El director cinematográfico Francisco Rovira Beleta.
El director cinematográfico Francisco Rovira Beleta.

 

Cartel de la película Los Tarantos (1963)
Cartel de la película Los Tarantos (1963).

 

 

Sus últimas actuaciones fueron  en el verano de 1963 en el Palau de la Música de Barcelona y en Begur, Girona.

 

Recibiendo los aplausos del público del Palau de la Música de Barcelona.
Recibiendo los aplausos del público del Palau de la Música de Barcelona (1963).

 

Programa de la última actuación de Carmen el 18 de agosto de 1963 en Begur (Girona)
Programa de la última actuación de Carmen el 18 de agosto de 1963 en Begur (Girona).

 

 Carmen bailando por última vez en un escenario. (Begur, Girona).
Carmen bailando por última vez en un escenario en Begur (Girona)

 

Poco más tarde la enfermedad renal que venía soportando desde mucho tiempo atrás la retiró de los escenarios, provocando su muerte a los 50 años de edad, el 19 de noviembre de ese mismo año, en Cala Sa Tuna, Begur (Girona), lugar donde había fijado su residencia. A su lado se encontraban su marido Juan Antonio y varios familiares y amigos.

 

 Cala Sa Tuna, Begur (Girona)
Cala Sa Tuna en Begur (Girona).

 

Velando su cadaver la madre y una vecina.
Velando el cadáver su madre y una vecina.

 

El entierro de la considerada mejor bailaora de flamenco de la historia constituyó un gran duelo. A su despedida acudieron gitanos de su Catalunya natal así como de distintos lugares de España y Europa. 

 

El cortejo fúnebre.
El cortejo fúnebre.

 

Carmen fue enterrada en la localidad gerundense donde habitaba, pero posteriormente, en 1970, sus restos fueron trasladados al  panteón familiar de su marido, en el cementerio de Ciriego de  Santander. 

 

Tumba de Carmen Amaya en el cementerio de Ciriego de Santander.
Tumba de Carmen Amaya en el cementerio de Ciriego de Santander.

 

Dotada de una fascinante personalidad, Carmen Amaya rompió con los moldes de las escuelas flamencas: sevillana, granadina, gaditana y andaluza en general. Incorporó la escuela catalana al baile flamenco. Se movía de manera diferente a las demás y fue la bailaora que mejor lució los pantalones con un gran atractivo sexual .

 

Carmen Amaya en zapateando por alegrías.
Carmen Amaya  zapateando por alegrías.

En 1966 fue inaugurado un monumento a su memoria en el Parque de Atracciones de Montjuic en Barcelona, actualmente Jardines Joan Brossa.

 

Monumento a Carmen Amaya en el Parque de Atracciones Monjuic, hoy Jardines Joan Brossa.
Monumento a Carmen Amaya en el Parque de Atracciones de Montjuic, hoy Jardines Joan Brossa.

En su recuerdo, los maestros León y Solano compusieron la copla Aquella Carmen, una de cuyas estrofas decía: “Se murió Carmen Amaya, y España entera lloró”. . .

 

 

45 Cartel de de Ruano Llopis.

 

BENITO PÉREZ GALDÓS

Posted on

BENITO PÉREZ GALDÓS

EL MEJOR NOVELISTA QUE TUVO ESPAÑA DESPUÉS DE CERVANTES . . .

Benito Pérez Galdós
Benito Pérez Galdós

No es tarea fácil para este humilde contador de historias, resumir en pocas líneas la vida, la trayectoria humana y la gran obra de este irrepetible novelista, que además de gran dramaturgo y cronista fue también político.

Benito Mª de los Dolores Pérez Galdós, como así se llamó el más universal de los escritores canarios, nació en la calle Cano nº 6 del popular barrio de Triana de las Palmas de Gran Canaria, el día 10 de mayo de 1843, en el seno de una familia de clase media.

Casa natal del escritor
Casa natal del escritor
Calle Cano número 6 de Las Palmas de Gran Canaria.
Calle Cano número 6 de Las Palmas de Gran Canaria.
Las Palmas de Gran Canaria
Las Palmas de Gran Canaria

Su bautizo tuvo lugar en la Iglesia de San Francisco de Asís.

Iglesia de San Francisco de Asís
Iglesia de San Francisco de Asís

Fueron sus padres Sebastián Pérez Macías, coronel del ejército (que marchó a la península en 1809 con los granaderos canarios, a las órdenes de Juan María de León, para combatir contra las fuerzas de Napoléon) y María Dolores Galdós Medina, natural de Azcoitia (Vizcaya), una dama de fuerte carácter e hija de un antiguo secretario de la Inquisición.

Benito fue el menor de los diez hijos que tuvo el matrimonio. Recibió una educación rígida y religiosa. Cursó los estudios de Secundaria en el Colegio de San Agustín en Vegueta, donde ingresó en 1852, destacando por su facilidad para el dibujo y su excelente memoria. En el Instituto Provincial de La Laguna (Tenerife), en 1862, obtuvo el título de bachiller en Artes.

Antiguo Instituto Provincial de La Laguna (Tenerife)
Antiguo Instituto Provincial de La Laguna (Tenerife)

Ese mismo año se trasladó a Madrid al objeto de estudiar Derecho, carrera que abandonó poco después para dedicarse a la literatura.

Desde muy joven contactó con el liberalismo, cuya doctrina le sirvió para iniciar sus primeros pasos en la carrera política.

El jóven Galdós en 1863.
El jóven Galdós en 1863.

Sus hermanos mayores, Sebastián y Domingo, emigraron a América. Este último fue padrino de Benito, por lo que su mujer Magdalena Hurtado de Mendoza ejerció de madrina y protectora de los primeros inicios literarios de Benito en Madrid. Su hermano  Ignacio, al igual que su padre, siguió la carrera de las armas, llegando a ser gobernador militar de Santander y de Canarias. Carmen se casó con Ambrosio Hurtado de Mendoza, hermano de Magdalena. Años más tarde ambas, al enviudar, se trasladaron a Madrid para vivir junto a Benito hasta su muerte.

Magdalena Hurtado de Mendoza
Magdalena Hurtado de Mendoza
 General Ignacio Pérez Galdós, hermano de Benito.
General Ignacio Pérez Galdós, hermano de Benito.

En la universidad de Madrid conoció al fundador de la Institución Libre de Enseñanza Francisco Giner de los Ríos quien le animó a escribir.

Francisco Giner de los Ríos fundador de la Institución Libre de Enseñanza.
Francisco Giner de los Ríos fundador de la Institución Libre de Enseñanza.

Desde entonces frecuentó las reuniones de escritores y filósofos que se realizaban bajo el nombre de Tertulia Canaria, asistió a representaciones teatrales y  visitó frecuentemente el Café de la Iberia, la Cervecería Inglesa, el antiguo Café de Levante o el  viejo Ateneo de la calle de la Montera para leer a los principales narradores europeos en inglés y francés.

El antiguo Café de Levante
El antiguo Café de Levante
El desaparecido Ateneo de la calle de la Montera.
El desaparecido Ateneo de la calle de la Montera.

Fue en dicha institución donde conoció, durante una de sus conferencias, al novelista y crítico asturiano Leopoldo Alas y Ureña “Clarín”. Su encuentro fue el inicio de una duradera amistad.

 Leopoldo Alas y Ureña " Clarin"
Leopoldo Alas y Ureña   “Clarin”

Empezó su andadura como redactor meritorio en el año 1865, en los periódicos La Nación y El Debate así como en la Revista del Movimiento Intelectual de Europa.

El 10 de abril de 1865 asistió a los terribles sucesos de la Noche de San Daniel y cita textualmente en sus “Memorias de un desmemoriado”: “Presencié, confundido con la turba estudiantil, el escandaloso motín de la noche de San Daniel y en la Puerta del Sol me alcanzaron algunos linternazos de la Guardia Veterana, y en el año siguiente, el 22 de junio, memorable por la sublevación de los sargentos en el cuartel de San Gil, desde la casa de huéspedes, calle del Olivo, en que yo moraba con otros amigos, pude apreciar los tremendos lances de aquella luctuosa jornada. Los cañonazos atronaban el aire . . .  Madrid era un infierno”.

 La Noche de San Daniel en la Puerta del Sol de Madrid.
La Noche de San Daniel en la Puerta del Sol de Madrid.

Ya en calidad de periodista acudió al año siguiente al pronunciamiento de los sargentos del cuartel de San Gil.

Fusilamiento de 66 sargentos del cuartel de San Gil (año 1866)
Fusilamiento de 66 sargentos del cuartel de San Gil (año 1866)

Un año después viajó por vez primera al extranjero, como corresponsal en París, para informar sobre la Exposición Universal.

Sus continuas faltas de asistencia a las clases de Derecho, motivadas por su dedicación al periodismo y a la literatura, provocaron que la universidad le diera definitivamente de baja la matrícula.

En 1870 publicó su primera novela  “La fontana de oro”, escrita entre 1867 y 1868.

Manuscrito de "La fontana de oro"
Manuscrito de “La fontana de oro”

A continuación en 1871 publicó “La sombra”, que había ido apareciendo por entregas a partir de noviembre de 1870, en La Revista de España dirigida por José Luis Albareda y más tarde entre febrero de 1872 y noviembre de 1873 por el propio Galdós.

A partir de 1872 Pérez Galdós empezó a pasar los veranos en Santander (Cantabria), lejos de los tórridos estíos madrileños. Tan bien se encontró en la bella ciudad montañesa que se compró la confortable finca de San Quintín  en la selecta zona  de El Sardinero.

Finca de San Quintín en Santander
Finca de San Quintín en Santander
Playas de El Sardinero (Santander)
Playas de El Sardinero (Santander)

Trabajando como articulista en La Nación, en 1872 Galdós publicó su artículo “Observaciones sobre la novela contemporánea en España”. Poco después de la muerte de su padre y seguramente inspirado en los relatos de guerra que siempre le había explicado de niño, Galdós inició la redacción de la primera serie de los “Episodios Nacionales”. Una obra compuesta por 46 episodios en cinco series de diez novelas cada una (salvo la última que quedó inacabada). Se inicia con  “Trafalgar” en 1873 y concluye, en 1912, con la “Restauración borbónica en España”.  

"Trafalgar", primero de los Episodios Nacionales, (portada de la edición de Hernando en 1935)
“Trafalgar”, primero de los Episodios Nacionales, (portada de la edición de Hernando en 1935)

Esta obra novelística constituye una de las más importantes de la literatura española de todos los tiempos. Pérez Galdós recorrió España para conocerla bien, viajando en vagones de tren de tercera clase, conviviendo con la miseria del pueblo y hospedándose en las más humildes posadas.

En ese mismo período de tiempo escribió novelas como “Doña Perfecta” de 1876 o “La familia de León Roch” de 1878.

"Doña Perfecta" (1876)
“Doña Perfecta” (1876)
"La familia de León Roch" (1878)
“La familia de León Roch” (1878)

En 1881 se inicia la gran época de la novela galdosiana con la publicación de “La desheredada”.

 "La desheredada" (1881)
“La desheredada” (1881)

Según declaró Galdós, fue con la lectura de “La taberna” de Zola que el escritor  descubrió el naturalismo. A partir de entonces incorporó a sus novelas métodos propios, como la observación científica de la realidad vista a través del análisis psicológico, matizado con sentido del humor.

"La Taberna" de Émile Zola
“La Taberna” de Émile Zola

Bajo esta nueva fórmula escribió alguna de sus obras más representativas, como “Fortunata y Jacinta”, “Miau” y “Tristana”, todas ellas recreadas en  el Madrid de Isabel II y la Restauración, en el que Galdós fue un personaje muy respetado tanto literaria como políticamente.

"Fortunata y Jacinta"
“Fortunata y Jacinta”
"Miau" (Pérez Galdós en un òleo de Joaquin Sorolla)
“Miau” (Pérez Galdós en un òleo de Joaquin Sorolla)
 Primera página de "Tristana", editada en Madrid en 1892.
Primera página de “Tristana”, editada en Madrid en 1892.

El presidente del partido liberal, Práxedes Mateo Sagasta, en 1886 nombró a su amigo Pérez Galdós diputado por Guayama (Puerto Rico), cargo que desempeñó hasta 1890.

Práxedes Mateo Sagasta
Práxedes Mateo Sagasta
Iglesia de San Antonio de Padua en Guayama (Puerto Rico)
Iglesia de San Antonio de Padua en Guayama (Puerto Rico)

Un año después, el 7 de febrero de 1891, publicó “Ángel Guerra”, una de sus obras más celebradas y aplaudidas por la crítica.

"Ángel Guerra" (1891)
“Ángel Guerra” (1891)

En marzo de 1892 inició su periplo teatral estrenando en La Comedia de Madrid su primera obra, “Realidad”. Fue una noche inolvidable para su autor. El éxito de la obra y la excelente disposición de la actriz María Guerrero les animaron a estrenar a principios de 1893 “La loca de la casa” (que como libro había pasado inadvertido). 

 "Realidad"
“Realidad”
Perez Galdós con la actriz María Guerrero y su esposo, el actor Fernando Díaz de Mendoza, en la finca de San Quintín (Cantabria).
Perez Galdós con la actriz María Guerrero y su esposo, el actor Fernando Díaz de Mendoza, en la finca de San Quintín (Cantabria).
"La loca de la casa"
“La loca de la casa”

No obstante su confirmación como autor de éxito y crítica le llegó con “La de San Quintin”, estrenada el 27 de enero de 1894.

Escena del estreno de "La de San Quintín" (1894)
Escena del estreno de “La de San Quintín” (1894)

En octubre de ese mismo año, Galdós viajó por última vez a Canarias donde fue clamorosamente recibido.

Las Palmas de Gran Canaria
Las Palmas de Gran Canaria

En 1897 escribió “El abuelo” y ese mismo año, pese a la oposición de algunos sectores, en especial de los neocatólicos, fue nombrado miembro de la Real Academia Española, después de un frustrado intento anterior en 1893.

 "El abuelo" (1897)
“El abuelo” (1897)

“Electra” fue una polémica novela que provocó numerosas protestas por su contenido anticlerical. A pesar de ello obtuvo un apoteósico éxito, siendo adaptada al teatro en 1901. Seguramente se trató del estreno más recordado por su autor.

 Crítica del estreno de "Electra"
Crítica del estreno de “Electra”

En 1907 se incorporó a la política con el partido republicano-socialista, que llegó a presidir junto a Pablo Iglesias para enfrentarse al gobierno de Antonio Maura. Esta decisión, unida a la fuerte oposición de los sectores conservadores y de la Iglesia a partir de su obra “Electra” le impidió obtener, en 1912, el Premio Nobel de Literatura.

 Pablo Iglesias
Pablo Iglesias
Antonio Maura
Antonio Maura

De su vasta obra literaria la crítica occidental destaca, entre muchas otras, tres novelas de resonancia universal: “Fortunata y Jacinta”, “Doña Perfecta” y “Misericordia”.

"Misericordia"
“Misericordia”

Pérez Galdós también destacó de forma brillante en la construcción de sus personajes, sobre todo femeninos: Rosalía Pipaón en “La de Bringas”; Amparo en “Tormento”; María Egipcíaca en “La familia de León Roch”; Benina en la ya citada “Misericordia” o “Marianela”.

 Manuscrito de "Marianela"
Manuscrito de “Marianela”

Enfermo y ciego, Galdós presentó y ganó su candidatura, en 1914, como diputado republicano por la tierra que le vio nacer, Las Palmas de Gran Canaria.

Pérez Galdós enfermo y ciego.
Pérez Galdós enfermo y ciego.

La vida sentimental de Benito Pérez Galdós fue algo que el escritor procuró celosamente conservar en secreto. Lo cierto es que permaneció soltero hasta su muerte.

Algunos de sus amigos y allegados coinciden en afirmar  que sentía debilidad por las profesionales del sexo, aunque esto es algo que nunca se ha podido demostrar.

Rondando los 48 años de edad tuvo una hija natural con una pueblerina casi analfabeta, Lorenza Cobián González, de 39 años: María Pérez-Galdós Cobián, nacida en 1891.

 Lorenza Cobián con su hija María Pérez-Galdós Cobián.
Lorenza Cobián con su hija María Pérez-Galdós Cobián.

La  lista de damas con las que sostuvo relaciones más o menos carnales fueron la feminista radical y frustrada actriz Concha “Ruth” Morell y la insigne novelista gallega Emilia Pardo Bazán.

 Emilia Pardo Bazán
Emilia Pardo Bazán

Con esta última intercambió muchísima correspondencia. La autora de “Los pazos de Ulloa” era una mujer de desatadas pasiones, como ella misma se definía. Se dirigía a su amante Galdós en términos como, “dulce vidiña”, “miquiño adorado” o “ratonciño del alma”, entre muchos otros similares. Sus despedidas tampoco tenían desperdicio: “Adiós, o mejor hasta luego, que ciña con mis mórbidos brazos tu elegante cintura y te coma”.  “Te quiero, te abrazo, y pido a Dios que estés hecho una torre de fuerte, aunque sitien esa torre dueñas libertinas y suspironas doncellas”.  “Pánfilo de mi corazón, rabio también por echarte la vista encima y los brazos y el cuerpote todo. Te aplastaré. Después hablaremos tan dulcemente de literatura y de Academia y de tonterías. ¡Pero antes te morderé un carrillito!”

"Los pazos de Ulloa" de Emilia Pardo Bazán.
“Los pazos de Ulloa” de Emilia Pardo Bazán.
Fragmento de una de las cartas de Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós "Miquiño mío del alma"...
Fragmento de una de las cartas de Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós “Miquiño mío del alma”…
"Mi ratón del alma"...
“Mi ratón del alma”…

A estas tres mujeres habría que añadir otras relaciones más, surgidas de los rumores de la época: las actrices Carmen Cobeña Jordán y Concha Catalá; la poetisa y narradora Sofía Casanova; la cantante Marcella Sembrich; la artista Elisa Cobun y la viuda vasca Teodosia Gandarias Landete, que al parecer fue su platónico y último amor.

Carmen Cobeña Jordán
La actriz Carmen Cobeña Jordán
Concha Catalá
La actriz Concha Catalá
 La poetisa y narradora Sofía Casanova
La poetisa  Sofía Casanova
La cantante Marcella Sembrich
La cantante Marcella Sembrich

Teodosia era una maestra muy culta, que habitaba en el número 51 del paseo de Santa Engracia, junto a la castiza Plaza de Chamberí. Ahí estableció Galdós su “nidito de amor”, donde trabajó sin abandonar su casa madrileña y sin renunciar a sus largas estancias veraniegas en Santander, junto a sus amigos y también escritores José Mª de Pereda y Amós de  Escalante.

Domicilio de Teodosia Gandarias en el actual Paseo de Santa Engracia número 51.
Domicilio de Teodosia Gandarias en el actual Paseo de Santa Engracia número 51.
Galdós en Santander hacia 1915.
Galdós en Santander hacia 1915.
José Mª de Pereda
José Mª de Pereda
Amós de Escalante y Prieto
Amós de Escalante y Prieto

 Por suscripción pública, el 20 de enero de 1919 el pueblo de Madrid descubrió una escultura suya en el Parque del Retiro. Debido a su ceguera, Galdós solicitó ser alzado para tocar con sus manos la obra. Lloró emocionado al comprobar la fidelidad de la misma, realizada por el entonces casi novel Víctor Macho, el cual esculpió el monumento sin cobrar por su trabajo.

 Pérez Galdós y el joven Victorio Macho, en el Parque del Retiro, al pie de la escultura, que le estaba realizando éste (1918)
Pérez Galdós y el joven Victorio Macho, en el Parque del Retiro, al pie de la escultura, que le estaba realizando éste (1918)
Galdós el día de la inauguración de su escultura en el Parque del Retiro de Madrid (20 de enero de 1919).
Galdós el día de la inauguración de su escultura en el Parque del Retiro de Madrid (20 de enero de 1919).

Casi un año después, en la madrugada del 4 de enero de 1920 a los 76 años de edad, Galdós falleció en la casa de su sobrino José Hurtado de Mendoza, en la calle Hilarión Eslava de Madrid, siendo enterrado en el pabellón familiar del madrileño cementerio de la Almudena. El féretro, escoltado por la Guardia Municipal de gala y cerca de 30.000 personas le dieron su último adiós.

Recordatorio en la fachada de la casa donde murió Pérez Galdós.
Recordatorio en la fachada de la casa donde murió Pérez Galdós.
El cadáver de Benito Pérez Galdós expuesto al público en el salón del Ayuntamiento.
El cadáver de Benito Pérez Galdós expuesto al público en el salón del Ayuntamiento.
 La comitiva fúnebre a su paso por las calles de Madrid.
La comitiva fúnebre a su paso por las calles de Madrid.
Cementerio de La Almudena
Cementerio de La Almudena
Lápida del mausoleo de la familia Pérez Galdós, donde fue enterrado.
Lápida del mausoleo de la familia Pérez Galdós, donde fue enterrado.

Existen monumentos, estatuas, teatros, calles y jardines honrando su memoria en toda la geografía hispana especialmente en Las Palmas de Gran Canaria, Santander y Madrid, lugares que le vieron nacer vivir y morir.

Monumento a Galdós en el Retiro de Madrid. (Victorio Macho 1919)
Monumento a Galdós en el Parque del Retiro de Madrid. (Victorio Macho 1919)
Monumento a Pérez Galdós frente al teatro que lleva su nombre en Las Palmas de Gran Canaria.
Monumento a Pérez Galdós frente al teatro que lleva su nombre en Las Palmas de Gran Canaria.
Escultura de Galdós en el Parque de Don Benito en el barrio de Shamann en Las Palmas de Gran Canaria.
Escultura de Galdós en el Parque de Don Benito en el barrio de Shamann en Las Palmas de Gran Canaria.
 Escultura de Galdós, frente al Gobierno Civil, en la Plaza de la Feria de Las Palmas de Gran Canaria.
Escultura de Galdós, frente al Gobierno Civil, en la Plaza de la Feria de Las Palmas de Gran Canaria.
 Escultura de Pérez Galdós en el Parque Doramas de la capital grancanaria.
Escultura de Pérez Galdós en el Parque Doramas de la capital grancanaria.
Estatua dedicada a Benito Pérez Galdós en Santander.
Estatua dedicada a Benito Pérez Galdós en Santander.
Busto de Benito Pérez Galdós en Rosario (Argentina) (por Erminio Blotta en 1943))
Busto de Benito Pérez Galdós en Rosario (Argentina) realizado por Erminio Blotta en 1943.

Con la muerte de Benito Pérez Galdós se nos fue un gran dramaturgo y uno de los mejores novelistas de la literatura en lengua castellana, pero afortunadamente nos legó la inapreciable herencia de sus obras.

Sus obras literarias.
Sus obras literarias.
Sus obras teatrales.
Sus obras teatrales.
(firmado: Benito Pérez Galdós)
(firmado: Benito Pérez Galdós)